Ciudad exige que los centros de salud brinden pruebas COVID-19 a sus pacientes

En un nuevo orden de salud, los funcionarios de salud de Long Beach ahora exigen que los centros de salud, como los consultorios médicos y las clínicas, proporcionen pruebas COVID-19 a sus pacientes sintomáticos o que hayan estado expuestos a un caso positivo.

La orden entra en vigencia el 31 de julio y es en parte un esfuerzo para garantizar que los médicos no solo les digan a sus pacientes que usen los sitios de prueba de la ciudad cuando podrían hacerse la prueba allí, dijo el jueves el director de salud Kelly Colopy.

“En este momento nos enteramos de que las personas que hacen citas con la ciudad dicen que acudieron a su proveedor y sus proveedores dijeron: “Simplemente ve a través del drive-thru”, dijo Colopy.

La violación o incumplimiento de la orden de salud es un delito menor y podría resultar en una multa de $1,000 o un tiempo de prisión de hasta seis meses.

Si bien puede tomar algún tiempo para que los proveedores puedan adquirir materiales de prueba y contratos con los laboratorios, los funcionarios esperan que agilice la transmisión de información al proveedor y la obtención de los resultados de la prueba en sus registros médicos, dijo. Cuando la ciudad examina a alguien para detectar COVID-19, los resultados van solo para el individuo y no se envían a su médico.

Las autoridades dijeron que la expansión es necesaria para ayudar a identificar a las personas infectadas, aislarlas y brindarles la atención adecuada. La ciudad ahora también tiene la capacidad de evaluar a más de 1,400 personas por día, en comparación con 1,000. Si una persona no tiene un médico o un seguro, hay pruebas gratuitas disponibles para los residentes de Long Beach, Signal Hill, Lakewood, Paramount y Compton.

El departamento de salud no informó nuevas muertes por COVID-19 el jueves. También informaron que 162 personas más han dado positivo, lo que eleva el total de la ciudad a 7,225 casos de COVID-19. Además, se informa que 106 residentes de Long Beach están hospitalizados.

Traducido por Stephanie Rivera

Support our journalism.

Hyperlocal news is an essential force in our democracy, but it costs money to keep an organization like this one alive, and we can’t rely on advertiser support alone. That’s why we’re asking readers like you to support our independent, fact-based journalism. We know you like it—that’s why you’re here. Help us keep hyperlocal news alive in Long Beach.

Valerie Osier is a breaking news and crime reporter for the Long Beach Post. She’s a Riverside native who found her love for journalism while at community college. She graduated from Cal State University, Long Beach journalism program in 2017 and covered the Palos Verdes Peninsula for the Daily Breeze prior to coming to the Post. She lives in Long Beach with her husband, Steven, and her cat/child, Jones.
- ADVERTISEMENT -

More