Long Beach aprueba la ordenanza contra el acoso de inquilinos

Los inquilinos que se han enfrentado al acoso de los propietarios durante la pandemia ahora tendrán algo de protección bajo una nueva ordenanza de la ciudad.

En una reunión especial el lunes por la tarde, el Concejo Municipal de Long Beach votó 5-0 para aprobar una ordenanza que prohibiría a los propietarios locales acciones que incluyan: cortar los servicios públicos, no realizar reparaciones, ingresar ilegalmente para inspecciones y presionar a un inquilino para que desocupe amediante de fraude o amenazas. Los miembros del consejo que representan a los distritos 3, 4, 5 y 8 estuvieron ausentes debido al horario de la reunión.

La ordenanza se produce cuando muchos residentes dicen que han sido acosados por los propietarios mientras luchaban por pagar el alquiler completo en la pandemia de coronavirus, a pesar de que tienen protección legal bajo moratorias de desalojo, que el estado ha extendido hasta el 1 de febrero. La ordenanza entra en vigor el martes.

El concejal Dee Andrews propuso el artículo, que describe 13 protecciones. La concejal Mary Zendejas propuso una ordenanza similar en agosto, pero fue eliminada de la agenda de septiembre del consejo.

Andrews dijo el lunes que la ley está destinada a apuntar a los propietarios malos que se aprovechan de los inquilinos vulnerables.

“Sabemos quiénes son los buenos y espero que descubramos los malos para que les prestemos atención a estos individuos”, dijo Andrews.

Andrew Mandujano, de Long Beach Forward, un grupo local de derechos de los inquilinos, dijo que propietarios sin escrúpulos se habían negado a abordar las fugas de agua, el moho y las ratas y habían distribuido folletos falsos que indicaban que los inquilinos deben pagar el alquiler completo o enfrentar el desalojo.

“Los residentes vulnerables se han enfrentado al acoso de los propietarios de los barrios marginales en toda la ciudad”, declaro Mandujano.

Varios propietarios que se pronunciaron en contra de la ordenanza expresaron su preocupación de que no contiene ningún lenguaje de “mala fe” que se aplique tanto a los propietarios como a los inquilinos que hacen afirmaciones falsas.

Señalaron que California ya tiene leyes de protección de inquilinos, y agregar que la ordenanza de la ciudad causaría confusión y castigaría a los buenos propietarios, dijeron.

“Somos propietarios responsables y afectuosos”, dijo la propietaria Elaine Hutchison. “Todos los propietarios se verán perjudicados en el futuro”.

La ordenanza no impide que los propietarios lleven a cabo desalojos legales. Según la nueva ley local, los inquilinos deberán llevar a sus propietarios a un tribunal civil para resolver el asunto.

Los propietarios que se encuentren en infracción podrían estar sujetos a sanciones civiles de entre $2,000 y $5,000. Si el inquilino es mayor de 65 años o está discapacitado, un juez podría otorgar $5,000 adicionales por infracción además de los honorarios del abogado.

Traducido por Sebastian Echeverry

Support our journalism.

Hyperlocal news is an essential force in our democracy, but it costs money to keep an organization like this one alive, and we can’t rely on advertiser support alone. That’s why we’re asking readers like you to support our independent, fact-based journalism. We know you like it—that’s why you’re here. Help us keep hyperlocal news alive in Long Beach.

Kelly Puente is a general assignment and special projects reporter at the Long Beach Post. Her prolific reporting has taken her all over Southern California—even to the small Catalina Island town of Two Harbors. She is a Tiki mug collector and is currently pursuing a master’s degree in public policy and administration at Cal State Long Beach. Reach her at [email protected].
- ADVERTISEMENT -

More