El nuevo programa LBCC permitirá a los estudiantes que viven en sus autos pasar la noche en un edificio de estacionamiento

Los estudiantes de la universidad de la ciudad de Long Beach (Long Beach City College o LBCC por sus siglas en inglés) que viven fuera de sus autos ahora pueden estacionar durante la noche en una de las edificio de estacionamiento de la universidad después de que la universidad anunció un programa piloto de “estacionamiento seguro” que comenzó este mes.

El Programa de Estacionamiento Seguro (Safe Parking Program) proporcionará a los estudiantes acceso a duchas, baños, electricidad y conexión inalámbrica a Internet los siete días de la semana. Los funcionarios de la universidad dijeron que el programa podría ayudar a los estudiantes a concentrarse en sus cursos sin tener que preocuparse por su seguridad o si alguien llame a la policía por dormir en sus vehículos.

Por ahora, el programa solamente está en vigor en el campus de la costa del pacífico (Pacific Coast Campus o PCC por sus siglas en inglés) en el centro de Long Beach y el espacio se limitará a 15 estudiantes durante el período piloto, dijo un portavoz de la universidad. Stacey Toda, directora de comunicaciones de la universidad, dijo que la decisión de poner el programa en el campus de PCC se tomó teniendo en cuenta la proximidad a las duchas, el acceso a wifi y la accesibilidad de la Acta de Americanos con Discapacidades (American Disability Act o ADA por sus siglas en inglés).

Para calificar para el programa, el estudiante sin hogar debe estar inscrito actualmente y no puede tener un cónyuge, pareja o hijos con ellos en el vehículo, pero se aceptarán animales de servicio y apoyo emocional documentado, según un comunicado de la universidad.

El edificio estará abierto para estacionamiento nocturno a partir de las 10 p.m. a las 7 a.m. todos los días, y las duchas estarán abiertas de 6 a.m. a 8 a.m., según la universidad.

“La desafortunada verdad es que LBCC tiene cerca de 70 estudiantes durmiendo en sus autos cada noche, posiblemente más”, dijo el superintendente-presidente interino del distrito de Long Beach Community College, Mike Muñoz, en un comunicado en inglés.

“Si podemos ayudar a mantener seguros a nuestros estudiantes para que puedan enfocarse mejor en sus responsabilidades estudiantiles, vale la pena seguir este programa. Nuestro objetivo en LBCC es siempre eliminar las barreras que se interponen en el camino del éxito de nuestros estudiantes”.

La universidad dijo que los estudiantes que usen la estructura de estacionamiento también tendrán la oportunidad de que el personal de LBCC maneje sus casos, que tratará de conectarlos con opciones de vivienda a largo plazo.

Andy Kerr, un defensor de los servicios para personas sin hogar desde hace mucho tiempo y miembro de la junta asesora de supervisión del condado que revisa los gastos de los fondos de la Medida H, dijo que conectar a las personas con los servicios es importante y un programa como el programa piloto de la universidad proporciona una buena puerta de entrada para hacerlo. Kerr dijo que los programas de estacionamiento seguro son mejores que las alternativas a las que se enfrentan las personas sin hogar, y señaló que si bien un automóvil no es una forma ideal de refugio, es mejor que estar expuesto a los elementos.

“Es realmente creativo de su parte”, dijo Kerr sobre el programa piloto de la universidad. “Es lamentable que exista una necesidad debido al problema de la asequibilidad de la vivienda y a tantos jóvenes que luchan con la seguridad alimentaria y de la vivienda y la incapacidad de pagar el alquiler”.

Una encuesta de casi 50,000 estudiantes realizada por el rector de los Colegios Comunitarios de California el año pasado encontró que el 57% de los encuestados tenían necesidades básicas inseguras, y los estudiantes de color informaron en tasas más altas que los estudiantes blancos.

La encuesta mostró que el 40% de los estudiantes encuestados padecía inseguridad alimentaria, mientras que el 37% enfrentaba inseguridad en la vivienda. El dieciocho por ciento de los estudiantes informaron no tener hogar.

El año pasado, un portavoz de la universidad estimó que alrededor del 10% de los estudiantes de LBCC no tenían hogar, algo que dijeron contribuyó a una caída en la inscripción. Toda dijo que la universidad tiene conocimiento de 199 estudiantes que se encuentran sin hogar, pero que solo pueden rastrear a los estudiantes que se han comunicado o han hablado con un miembro del personal o de la facultad.

La universidad ha trabajado para ayudar a los estudiantes con dificultades en los últimos años, creando Viking Vault, una despensa de alimentos que ofrece comestibles gratuitos ilimitados a los estudiantes inscritos, además de trabajar para conectar a los estudiantes sin hogar con la vivienda.

Los colegios comunitarios de California recibieron $100 millones para ayudar a los estudiantes sin hogar y con inseguridad alimentaria como parte del último presupuesto estatal promulgado por el gobernador Gavin Newsom este año.

El dinero estaba destinado a financiar programas como Viking Vault, pero también a ayudar a las universidades a ofrecer recursos de vivienda dentro y fuera del campus.

Se cree que el programa de estacionamiento seguro de Long Beach es el primero en la región, pero podría haber sido la norma si un proyecto de ley estatal que hubiera requerido que todos los colegios comunitarios ofrecieran sus estacionamientos para estacionamiento nocturno no hubiera sido retirado de la consideración en 2019. Otras cercas universidades han tomado medidas para ayudar a sus poblaciones de estudiantes sin hogar.

Cerritos College abrió el año pasado la primera vivienda del estado reservada exclusivamente para estudiantes sin hogar. El Village de $4 millones en Cerritos College tiene capacidad para albergar a 28 estudiantes.

Traducido por Crystal Niebla

¿Están los inmigrantes excluidos del alivio de la renta de California debido a la barrera del idioma?

Support our journalism.

Hyperlocal news is an essential force in our democracy, but it costs money to keep an organization like this one alive, and we can’t rely on advertiser support alone. That’s why we’re asking readers like you to support our independent, fact-based journalism. We know you like it—that’s why you’re here. Help us keep hyperlocal news alive in Long Beach.

Jason Ruiz covers City Hall and politics for the Long Beach Post.
- ADVERTISEMENT -

More