Ayuntamiento aprueba nuevo acuerdo de gestión de Queen Mary

Por primera vez en 40 años, Long Beach tendrá un nuevo modelo operativo para el Queen Mary en el que la ciudad es responsable de las mejoras capitales pero también recibirá un porcentaje de los ingresos del barco.

El Ayuntamiento de Long Beach por unanimidad aprobó el martes un contrato de cinco años con Evolution Hospitality para administrar el hotel y las operaciones del Queen Mary. Evolution, una empresa hotelera con sede en San Clemente, ha gestionado las operaciones diarias del barco durante la última década.

El barco envejecido ha estado cerrado desde 2020 mientras la ciudad trabaja en reparaciones críticas, pero la ciudad tiene la esperanza de que el barco vuelva a abrir al público este otoño.

Según el acuerdo, la ciudad proporcionará $2.87 millones para reabrir el barco. Los fondos provendrán de Tidelands Operating Funds, que son fondos de la ciudad que solo se pueden usar en áreas costeras. El plan incluye $1.6 millones en costos previos a la apertura para personal y otros costos aprobados y $1 millón para proyectos de mejora.

Evolution planificará la reapertura y administrará los servicios de hotel, atracciones, estacionamiento, venta minorista y alimentos y bebidas del barco.

Long Beach ha sido propietario del Queen Mary desde 1967 y durante décadas arrendó el barco a una serie de operadores fallidos que descuidaron el mantenimiento crítico. Long Beach asumió el control del barco el año pasado cuando el último operador, Eagle Hospital Trust, se declaró en bancarrota.

Según acuerdos anteriores, los operadores se beneficiarían de los ingresos del barco, pero también serían responsables de las mejoras de capital.

Dado que los modelos financieros anteriores no han tenido éxito, Long Beach ahora está avanzando con un nuevo modelo en el que la ciudad es esencialmente el operador, dijo el administrador de la ciudad de Long Beach, Tom Modica.

“Está eliminando al socio del medio,” dijo Modica.

Como parte del contrato, a Evolution se le pagarán $25,000 por mes a partir de julio para preparar el barco para la fecha de reapertura prevista para el 1 de octubre. A la empresa también se le pagaría el 2.5% de los ingresos operativos totales del barco durante el primer año y luego el 2% durante los años siguientes.

La ciudad dijo que Evolution anticipa que las operaciones del barco pueden compensar los gastos del año fiscal 2023, con un ingreso neto esperado de $1 millón para Long Beach.

Evolution anticipa que el barco a partir del año fiscal 2024 podría generar ingresos superiores a $7 millones, sin incluir los ingresos generados por conciertos y eventos especiales en los terrenos circundantes.

Las autoridades dijeron que el barco necesita alrededor de $1 millón en mejoras para reabrir. Mientras tanto, la ciudad continúa trabajando en $5 millones en reparaciones críticas de seguridad más grandes para el barco. A principios de este año, la ciudad retiró 20 de los 22 botes salvavidas gravemente corroídos del barco, que se consideraron un peligro para la seguridad.

Support our journalism.

Hyperlocal news is an essential force in our democracy, but it costs money to keep an organization like this one alive, and we can’t rely on advertiser support alone. That’s why we’re asking readers like you to support our independent, fact-based journalism. We know you like it—that’s why you’re here. Help us keep hyperlocal news alive in Long Beach.

Kelly Puente is an award-winning general assignment and special projects reporter at the Long Beach Post. She has worked as a journalist in Long Beach since 2006, covering everything from education and crime to courts and breaking news. Kelly previously worked at the Long Beach Press-Telegram and the Orange County Register before joining the Post in 2018. She is currently pursuing a master’s degree in public policy and administration at Cal State Long Beach. Reach her at [email protected].
- ADVERTISEMENT -

More