California amplía cobertura de Medi-Cal a mayores de 50 años, independientemente de su estatus migratorio

Los grupos locales de derechos de los inmigrantes están celebrando esta semana después de que California amplió sus requisitos de elegibilidad para Medi-Cal que eliminará las barreras de acceso a la atención médica para más de 293,000 personas que viven ilegalmente en los Estados Unidos.

Medi-Cal, el programa de cobertura de salud del estado para californianos de bajos ingresos, estará disponible para cualquier persona mayor de 50 años, independientemente de su estado migratorio.

La medida es un alivio para las familias inmigrantes de bajos ingresos que ya no tienen que preocuparse por los altos costos de bolsillo o si tienen fácil acceso a un médico, dijo Maribel Cruz, directora de comunicaciones de La Coalición por los Derechos de los Inmigrantes de Long Beach (o LBIRC por sus siglas en inglés) . La mayor necesidad de expansión quedó clara durante la pandemia de COVID-19 que arrasó y afectó de manera desproporcionada a las comunidades latinas, dijo Cruz.

Durante años, LBIRC ha estado abogando por el acceso universal a la salud para todos los inmigrantes y, en 2013, se unieron a la campaña Health4All junto con defensores de la atención médica y miembros de la comunidad para lograrlo. Juntos defendieron y aprobaron Health4All Kids para permitir que los niños inmigrantes de bajos ingresos reciban cobertura a través de Medi-Cal hasta los 18 años. En 2020, el estado aprobó Health4All Young Adults para extender esa cobertura para los jóvenes hasta los 26 años. .

Antes de la expansión, los inmigrantes de bajos ingresos sin estatus legal solo calificaban para servicios limitados de Medi-Cal que cubrían la sala de emergencias y la atención relacionada con el embarazo. Según LBIRC, esto a menudo podría conducir a la detección tardía de enfermedades, altos costos o atención médica retrasada.

“Especialmente a medida que nuestras comunidades envejecen, ese tipo de atención es tan crucial”, ella dijo.

Aunque la expansión está destinada a brindar a las comunidades de inmigrantes de bajos ingresos el alivio y la asistencia que tanto necesitan, los residentes locales dicen que la comunidad es cautelosa al brindar su información personal a las agencias gubernamentales por temor a que su información sea entregada a inmigración.

Jesús Esparza, presidente de la Asociación del Vecindario de Washington, pasó la semana corriendo la voz sobre la expansión de la atención médica a los vecinos que expresaron su temor. El barrio Washington está ubicado en la zona de mayor concentración de pobreza dentro de la ciudad y fue uno de los más golpeados por la pandemia del COVID-19.

“Las personas indocumentadas en nuestra comunidad quizás no tienen trabajo o beneficios y creo que por eso tienen miedo porque podrían perderlo todo”, dijo Esparza. “Puede ser difícil ayudarlos”.

Cruz se aseguró de que solicitar y recibir los beneficios de Medi-Cal no dañará el estado migratorio de una persona y, por ley, la información de cualquier persona que solicite beneficios financiados por el estado está protegida y solo se usa para determinar la elegibilidad para un programa.

“Cuando la gente está tratando de adaptarse a este país, existe el pensamiento de que ‘no quiero ser una carga ni pedir ayuda’”, dijo Cruz. “Quiero que esas personas sepan que la comunidad ha abogado por que tengan estos derechos en el condado”.

Actualmente existe un hueco en la cobertura de atención médica para más de 700,000 adultos de 26 a 49 años sin un estatus migratorio satisfactorio, y el gobernador Gavin Newsom ha esbozado un plan en el presupuesto estatal 2022-23 para proponer la extensión de la cobertura de Medi-Cal para todas las edades, dando un paso más hacia la meta de la atención médica universal.

“Esta acción refleja nuestra convicción fundamental de que todos los californianos merecen atención médica de calidad”, dijo Michelle Baass, directora del Departamento de Servicios de Atención Médica.

Para Cruz, esta expansión y programas como este deberían servir como modelo de cómo se debe tratar a las familias inmigrantes en los EE.UU. “Hemos establecido una vida aquí, merecemos estar aquí y merecemos ser priorizados”, dijo Cruz.

Traducido por Crystal Niebla

Support our journalism.

Hyperlocal news is an essential force in our democracy, but it costs money to keep an organization like this one alive, and we can’t rely on advertiser support alone. That’s why we’re asking readers like you to support our independent, fact-based journalism. We know you like it—that’s why you’re here. Help us keep hyperlocal news alive in Long Beach.

Laura Anaya-Morga is a general assignment reporter for the Long Beach Post.
- ADVERTISEMENT -

More