El crimen violento aumentó casi un 8% en Long Beach el año pasado, dice la policía

Los delitos violentos aumentaron en Long Beach el año pasado, impulsados ​​por un aumento en los ataques graves que incluyeron un aumento continuo en la cantidad de tiroteos en toda la ciudad, donde la pandemia de COVID-19 continuó afectando casi todos los aspectos de la vida de los residentes.

Las estadísticas preliminares de delitos de fin de año mostraron un aumento del 7,7 % en los delitos violentos, dijo el Departamento de Policía de Long Beach en un comunicado el lunes por la noche. Dentro de esa categoría, las agresiones agravadas, que son agresiones claramente destinadas a cometer lesiones corporales graves, aumentaron aún más, en un 11,2 %.

En general, el crimen se mantuvo relativamente estable, con una ligera disminución en los delitos contra la propiedad, dijo la policía. El LBPD no proporcionó números detallados para estas y la mayoría de las otras categorías de delitos, diciendo que las estadísticas son preliminares “y están sujetas a un mayor análisis y revisión”. Los números finales “serán anunciados formalmente en una fecha posterior”, dijo la policía.

Long Beach vio 37 asesinatos en 2021, lo mismo que en 2020, dijo la policía.

“Aun que la mayoría de las principales ciudades de nuestro país experimentaron un aumento en los asesinatos en comparación con 2020, la tasa de asesinatos en Long Beach no aumentó”, dijo el jefe de policía recién elegido Wally Hebeish en un comunicado el lunes.

Los Ángeles, por ejemplo, vio 397 asesinatos en 2021, su año más mortífero desde 2007.

Hebeish reconoció que “los abrumadores esfuerzos de nuestros oficiales de policía y personal profesional” evitaron un aumento en los asesinatos.

“Dicho esto, cada asesinato es una tragedia y una vida perdida por un crimen violento es demasiado”, dijo Hebeish en un comunicado. “Continuaremos trabajando con la ciudad y los socios de la comunidad para brindar seguridad pública mientras exploramos las causas fundamentales de los delitos violentos”.

A pesar de que las cifras de homicidios se mantuvieron estables el año pasado, han aumentado desde los mínimos históricos observados en la ciudad recientemente. En comparación con el promedio de cinco años a partir de 2016, los asesinatos aumentaron alrededor del 19 % en Long Beach. A pesar de esto, la cantidad de asesinatos en Long Beach es solo una fracción de lo que era en la década de 1990, cuando la ciudad podía registrar más de 100 homicidios en un año.

Durante varios años antes de 2020, el crimen en Long Beach generalmente había tenido una trayectoria descendente. Es casi imposible identificar una razón única y general para el repunte, pero los expertos han señalado una variedad de posibles factores contribuyentes que incluyen la inseguridad económica, el cierre de escuelas y el aislamiento de la pandemia. La policía también ha culpado a la proliferación de armas fantasma de fácil acceso junto con las reformas de fianza y sentencia que, según dicen, permiten a los delincuentes reincidentes regresar rápidamente a las calles después de un arresto.

En marzo de 2021, el entonces jefe de policía, Robert Luna, también señaló a las medidas de emergencia para reducir la población carcelaria durante la pandemia destinadas a frenar la propagación de la enfermedad mortal.

“Las prisiones y las cárceles han liberado a un gran número de reclusos para reducir el riesgo de exposición; más reincidentes están siendo liberados bajo fianza; los juicios y otros procedimientos judiciales han experimentado retrasos significativos; el cierre de escuelas y la falta de programación ha impactado negativamente la participación de los jóvenes; y, con un número récord de ventas de armas en 2020, hay más armas en la calle”, dijo Luna.

La policía dice que trabajó para sacar más armas de las calles a medida que aumentaron los tiroteos en Long Beach durante la primera mitad de 2021 y la cantidad de personas heridas en esos tiroteos también aumentó un 55% a partir de julio. Los tiroteos han aumentado considerablemente desde 2019, cuando la ciudad registró 222, a 444 en 2021, según datos de LBPD.

En general, los arrestos por armas aumentaron un 36 % en 2021, ya que la policía invirtió cientos de miles de dólares en patrullas y operaciones cada vez mayores para sacar las armas ilegales de las calles, incluido un programa de recompra que brindó a los residentes una forma de deshacerse de las armas de fuego no deseadas a cambio de tarjetas de regalo.

Un evento de recompra en octubre resultó en la entrega de un total de 280 armas. Sin embargo, la policía descubrió que las armas entregadas no eran necesariamente las que estaban tratando de vincular con casos de disparos.

En julio, Luna dijo que sus oficiales, incluidos los equipos especializados en incautación de armas, estaban sacando un promedio de 21 armas por semana de las calles de la ciudad.

“Les digo en este momento que si nuestros oficiales no estuvieran haciendo ese trabajo proactivo, no sé dónde estarían nuestras tasas de tiroteos y asesinatos en este momento”, dijo Luna en ese momento.

En el tiempo transcurrido desde su creación, el Equipo de Respuesta Coordinada especializado de LBPD confiscó más de 150 armas de fuego. El departamento en su conjunto incautó 1.057 armas de fuego en 2021, un aumento del 37,3 % con respecto a 2020, según un comunicado de la ciudad.

La ciudad dice que 2021 también terminó con una nota positiva en lo que respecta a la violencia armada. Solo hubo 26 incidentes de disparos en diciembre de 2021 en comparación con los 53 informados en diciembre de 2020, según LBPD.

“Aun que la violencia armada continúa aumentando, se ha reducido sustancialmente en el transcurso de 2021 a través de las diversas estrategias implementadas por el Departamento de Policía y los departamentos de apoyo”, dijo la policía en un comunicado.

Mientras tanto, los delitos contra la propiedad disminuyeron ligeramente en comparación con 2020, lo que la policía atribuyó a una reducción en los robos menores, robos en garajes, robos comerciales y robos de bicicletas. Dijeron que estas categorías disminuyeron 54,1%, 37,1%, 26,8% y 21,9%, respectivamente.

El hurto mayor de automóviles, que no se abordó en las estadísticas de delincuencia de fin de año de la ciudad, reveló un aumento de más del 20 % de 2,483 en 2020 a 3,054 hasta noviembre de 2021.

Los incendios provocados también continuaron su tendencia ascendente en 2021, aumentando un 25 % de 112 en 2020 a 144, según un análisis de los datos de LBPD hasta noviembre.

“Avanzando hacia 2022, el Departamento de Policía de Long Beach sigue comprometido con la seguridad y el bienestar de todos los residentes y visitantes”, dijo LBPD en un comunicado. “El Departamento entiende que la seguridad pública es una responsabilidad compartida, y ahora más que nunca, el compromiso y la asociación con la comunidad son fundamentales para reducir el crimen”.

Traducido por Fernando Haro

Support our journalism.

Hyperlocal news is an essential force in our democracy, but it costs money to keep an organization like this one alive, and we can’t rely on advertiser support alone. That’s why we’re asking readers like you to support our independent, fact-based journalism. We know you like it—that’s why you’re here. Help us keep hyperlocal news alive in Long Beach.

Fernando Haro is the Long Beach Post's breaking news and public safety reporter.
- ADVERTISEMENT -

More