Explicador: Monkeypox ha llegado a Long Beach. ¿Quién está en riesgo y quién puede vacunarse?

El brote mundial de viruela símica (viruela del mono o Monkeypox en inglés) tardó aproximadamente dos meses y medio en llegar a Long Beach, que informó su primer caso de la enfermedad el sábado pasado. Pero ahora que la enfermedad rara está aquí, ¿qué significa eso y qué tan preocupados deberían estar los residentes por protegerse?

Hasta ahora, ha habido 279 casos en el condado de Los Ángeles, poco menos de 5,000 casos confirmados en todo el país y un poco más de 21,200 casos en todo el mundo, pero el hecho de que la mayoría de esos casos están ocurriendo en áreas donde no hay antecedentes de la enfermedad es alarmante a especialistas en salud pública.

“No es nuevo, pero este es, con mucho, el brote más grande de viruela del mono fuera de África”, dijo Andrew Noymer, profesor asociado de salud pública en UC Irvine. “Puede ser el brote humano más grande de la historia”.

Aunque la viruela del mono es muy similar a la viruela normal, los funcionarios de salud la consideran mucho más leve. Los síntomas, que pueden ser dolorosos, suelen durar de dos a cuatro semanas, según el Departamento de Salud de California.

Los síntomas de la viruela del mono incluyen fiebre, dolores musculares, escalofríos, agotamiento y lesiones dolorosas que pueden aparecer en la cara, dentro de la boca o en otras partes del cuerpo como las manos, los pies, el pecho, los genitales y el ano. La persona infectada en Long Beach se está recuperando en casa, según funcionarios de salud, quienes dijeron que el paciente no tiene antecedentes de viajes recientes, lo que podría indicar que la enfermedad ya se estaba propagando localmente.

La viruela del mono puede causar muerte pero la tasa de mortalidad es muy baja. Ninguno de los pacientes en el condado de Los Ángeles ha muerto ni ha sido hospitalizado, según la Dra. Rita Singhal, directora de la oficina de control de enfermedades del Departamento de Salud Pública del condado de Los Ángeles.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (WHO por sus siglas en inglés) ha registrado solo tres muertes en todo el mundo desde principios de año, según Reuters. Las tres muertes ocurrieron en África, según el WHO.

A diferencia del COVID-19, que es un neuvo variante del coronavirus, ya se sabe mucho sobre la viruela del mono. Sin embargo, existen importantes desafíos de salud pública cuando se trata de la viruela del mono.

Esto es lo que sabemos.

¿Con qué facilidad se propaga?

La viruela del mono no es tan contagiosa como una enfermedad como el COVID-19. Se transmite a través del contacto directo con fluidos corporales o lesiones de una persona infectada, o materiales contaminados como ropa o ropa de cama, y a través de gotitas respiratorias a través del contacto cara a cara prolongado con una persona infectada, según funcionarios de salud de Long Beach.

Solo los pacientes sintomáticos pueden propagar la viruela del mono, según CDC.

¿Quién puede contraer la viruela del mono?

Aunque los funcionarios de salud dicen que el riesgo de contraer la viruela del mono es muy baja, cualquiera puede contraerla, según los funcionarios de salud pública.

Aunque la viruela del mono no es una enfermedad de transmisión sexual, muchos de los afectados en los brotes mundiales actuales son homosexuales, bisexuales u otros hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, según el CDC.

¿Existe una vacuna contra la viruela del mono?

Sí. Se llama JYNNEOS y fue diseñado originalmente para vacunar contra la viruela. Al igual que las vacunas que se usan contra el COVID-19, es un régimen de dos dosis, con la segunda dosis administrada cuatro semanas después de la primera, pero cualquier persona que haya sido vacunada previamente contra la viruela puede necesitar solo una dosis, según el CDC.

La viruela se erradicó en los EE.UU. en 1972, lo que puso fin a la vacunación de rutina contra ella, según el CDC. Los refuerzos de la vacuna se recomiendan entre dos y 10 años después de la vacunación inicial para personas con riesgo continuo de exposición a la viruela, la viruela del mono u otros virus relacionados, según el CDC.

¿Quién debe vacunarse contra la viruela del mono?

Idealmente, todos deberían vacunarse, según Noymer, el profesor de salud pública.

“Se puede propagar por contacto de piel a piel, por lo que, en teoría, los apretones de manos pueden propagar esto”, dijo Noymer. “No digo que nadie lo haya entendido de esta manera, pero es posible”.

Noymer también anotó que la vacuna JYNNEOS tiene muy pocos efectos secundarios, mientras que la vacuna original contra la viruela tenía efectos secundarios mucho más severos, que incluían una posible muerte.

Pero debido a que EE.UU. tiene tan poca reserva de la vacuna JYNNEOS, existen requisitos estrictos de elegibilidad en cuanto a quién puede vacunarse ahora.

Actualmente, los funcionarios de salud de Long Beach están limitando la vacunación a las siguientes categorías:

  • personas que han estado expuestas a una persona que se ha confirmado que está infectada con viruela del mono
  • personas con atención establecida en clínicas especializadas donde había un alto riesgo de exposición a la viruela del mono
  • hombres homosexuales y bisexuales y personas transgénero con un diagnóstico de gonorrea rectal o sífilis temprana en los últimos 12 meses que tengan una referencia médica o prueba de un resultado positivo
  • hombres homosexuales o bisexuales y personas transgénero que reciben profilaxis previa a la exposición al VIH (PrEP)
  • hombres homosexuales o bisexuales y personas transgénero que asistieron a saunas, casas de baños, clubes sexuales, fiestas de circuito o fiestas sexuales donde tuvieron sexo anónimo o sexo con múltiples parejas
  • Los funcionarios de salud pública del condado de Los Ángeles tienen criterios similares.

Aquellos elegibles para la vacuna deben llamar a su proveedor de salud. Si no tienen un proveedor de salud, pueden llamar a la línea directa de salud pública de la ciudad (562-570-7907) para obtener ayuda para hacerse la prueba y vacunarse.

No está claro si la elegibilidad para la vacuna se ampliará para incluir a la población en general, según funcionarios de salud de Long Beach.

¿Qué pasa si he estado expuesto a la viruela del mono? ¿Todavía puedo vacunarme?

Sí. Si se administra una vacuna dentro de los cuatro días posteriores a la exposición a la viruela del mono, puede prevenir la infección por completo, según la Dra. Dawn Terashita, directora asociada del programa de control de enfermedades transmisibles agudas del condado de Los Ángeles.

Las vacunas administradas dentro de los 14 días posteriores a la exposición también pueden ayudar a limitar los síntomas, según Terashita.

Pero idealmente, la vacunación es mejor cuando se administra antes de la exposición.

¿Cuál es el procedimiento para que las personas se hagan la prueba de la viruela del mono?

Actualmente, la única forma aprobada de probar la viruela del mono es tomar muestras de las lesiones infectadas, pero pueden pasar semanas hasta que se desarrollen en una persona infectada, según la Administración de Alimentos y Medicamentos. Los resultados deberían estar disponibles uno o dos días después de la prueba, según los funcionarios de salud.

Debido a que los casos confirmados son abrumadoramente masculinos, Noymer cree que las mujeres están subrepresentadas en los datos que muestran quién está contrayendo la viruela del mono.

“Necesitamos mejores pruebas”, dijo Noymer. “Cualquier cosa que sea una erupción dolorosa debe someterse a una prueba de viruela del mono. La mayoría serán culebrilla o lo que sea, pero tenemos que hacer pruebas”.

En Long Beach, cualquier persona que sienta que debe hacerse la prueba debe acudir a su proveedor de atención médica, según los funcionarios de salud de la ciudad. Quienes no tengan seguro deben ir al departamento de emergencias más cercano o a la clínica de atención de urgencia para hacerse pruebas y recibir tratamiento, dijeron los funcionarios de salud.

¿Existen antivirales que puedan tratar la viruela del mono?

Si bien la viruela del mono generalmente se resuelve por sí sola, existe un “nuevo medicamento en investigación” llamado TPOXX que puede aliviar parte del dolor y la incomodidad que causa, según los funcionarios de salud.

Debido a que el medicamento no fue diseñado para su uso contra la viruela del mono y no ha sido aprobado para tal uso, aquellos que deseen tomarlo deben consultar a su proveedor de salud, quien a su vez consultará con los funcionarios de salud pública, dijo Terashita.

Support our journalism.

Hyperlocal news is an essential force in our democracy, but it costs money to keep an organization like this one alive, and we can’t rely on advertiser support alone. That’s why we’re asking readers like you to support our independent, fact-based journalism. We know you like it—that’s why you’re here. Help us keep hyperlocal news alive in Long Beach.

Anthony Pignataro is an investigative reporter and editor for the Long Beach Post. He has close to three decades of experience in journalism leading numerous investigations and long-form journalism projects for the OC Weekly and other publications. He joined the Post in May 2021.
- ADVERTISEMENT -

More