Qué saber sobre el plan de presupuesto de Gobernador Newsom

Read this article in English.   

Por Alexei Koseff, CalMatters

Han sido unos años tumultuosos en California, con temporadas récord de incendios forestales, una sequía que empeora y una ola de robos en tiendas minoristas en medio de una pandemia de coronavirus que parece no tener fin.

Pero cuando se trata de las finanzas del estado, las cosas están mejorando extremadamente. Subió decenas de miles de millones de dólares.

El lunes, el gobernador Gavin Newsom presentó una propuesta de presupuesto de $286,400 millones, un 9% más que el plan estatal de gastos récord del año pasado. Impulsado por una fuerte recuperación económica y los ingresos fiscales que siguen aumentando incluso más de lo previsto, su administración proyecta un superávit discrecional de $21 mil millones para 2022-23, más decenas de miles de millones más en efectivo adicional para escuelas, pagos de pensiones y cuentas de reserva.

Al entrar en una campaña de reelección, Newsom está aprovechando la salud fiscal sin precedentes de California para cambiar al modo de gestión de crisis. En una conferencia de prensa de casi tres horas, enfatizó una agenda que aborda lo que caracterizó como las “mayores amenazas existenciales” que enfrenta el estado (COVID-19, el cambio climático y la falta de vivienda entre ellas), al tiempo que roció algunas prioridades, incluida una expansión de atención médica para inmigrantes indocumentados, buscada durante mucho tiempo por los partidarios liberales.

“Esta propuesta se considerará a la luz de los desafíos de hoy, y retrocederemos a la luz de los desafíos que se presenten mañana”, dijo Newsom.

El marco del gobernador es solo la oferta inicial en las negociaciones con la Legislatura, que debe aprobar un presupuesto antes del 15 de junio para recibir el pago, aunque los detalles no se resuelven hasta el verano en algunos años. Un acuerdo final podría verse significativamente diferente de la propuesta de Newsom una vez que los legisladores expresen su opinión, pero la respuesta temprana del lunes de la mayoría demócrata fue en gran medida positiva. La líder del Senado, Toni Atkins, dijo que el plan de la gobernador se alineaba con su objetivo de ayudar a los californianos más necesitados.

Las proyecciones de ingresos, que los funcionarios de la administración dijeron que se calcularon en diciembre antes de que la variante omicron hiciera que los casos de COVID-19 aumentaran nuevamente, también podrían cambiar drásticamente en mayo, cuando Newsom debe presentar una propuesta de presupuesto revisada.

Algunas partes de su plan, incluido el dinero para combatir el robo minorista, se dieron a conocer temprano cuando Newsom trató de mantenerse al tanto de la creciente presión política. Luego de una serie de robos en centros comerciales y tiendas en numerosas ciudades de California el otoño pasado, Newsom anunció en diciembre que propondría más de $300 millones en fondos para poner a la policía fuera de los negocios e investigar y enjuiciar a las bandas del crimen organizado.

Aquí hay otras áreas clave de la propuesta de presupuesto del gobernador:

COVID-19 vuelve a la vanguardia

Ese último aumento pandémico fue lo más importante en el plan de gastos de Newsom. Los funcionarios de la administración lanzaron una propuesta de $2.7 mil millones para la respuesta a la pandemia durante el fin de semana, antes del anuncio oficial el lunes.

Newsom quiere que la Legislatura actúe rápidamente para aprobar aproximadamente la mitad del dinero como asistencia de emergencia en el año fiscal actual, para ayudar a los hospitales sobrecargados a contratar personal adicional y ampliar la capacidad de prueba y vacunación. También dijo que está en conversaciones con los líderes legislativos para recuperar un programa complementario de licencia por enfermedad remunerada para los trabajadores que dan positivo por COVID-19, después de permitir que una versión anterior expirará el otoño pasado.

Cyan Wedgeworth toma información de los conductores mientras los vehículos esperan en largas filas para la prueba de COVID-19 en el Veterans Stadium en Long Beach el lunes 10 de enero de 2022. Foto por Thomas R. Cordova.

Cumpliendo potencialmente con un impulso de activistas de casi una década, Newsom dijo que está listo para ampliar el acceso a Medi-Cal, el programa estatal de seguro médico para los pobres, a todos los residentes de California, independientemente de su estado migratorio. El estado ya ha abierto Medi-Cal a los residentes indocumentados hasta que cumplan 26 años y una vez que cumplan 50, pero hacer que el programa esté disponible universalmente sería la primera vez en todo el país. La expansión entraría en vigor en 2024 y cubriría a unas 700,000 personas más, a un costo de unos 2,200 millones de dólares al año.

Aunque hizo campaña sobre el tema en 2018, Newsom estaba menos dispuesto a discutir una medida presentada en la Legislatura la semana pasada que haría la transición de California a un sistema de atención médica de pagador único, totalmente financiado con fondos públicos y administrado por el gobierno.

“No he tenido la oportunidad de leer ese plan y nadie me lo ha presentado”, dijo Newsom.

¿Los pagadores de impuestos recuperarán algo de dinero?

La recaudación de impuestos estatales ha sido tan sólida que California puede, por primera vez en décadas, superar un límite de gasto establecido por la Constitución, por encima del cual el dinero restante se divide entre las escuelas y los reembolsos de los que pagan impuestos.

Newsom dijo que su administración actualmente estima que el presupuesto será aproximadamente $2.6 mil millones más alto que ese límite en el próximo año fiscal, aunque se espera que el número cambie cuando se publiquen las proyecciones de ingresos revisadas en mayo. Como resultado, el gobernador retrasó cualquier propuesta similar a los cheques de estímulo que el estado envió a los hogares de bajos y medianos ingresos el año pasado, aunque dijo: “Probablemente habrá contribuciones sustanciales para los que pagan impuestos”.

Un alivio más inmediato puede venir este verano en la bomba. Con el aumento de los precios de la gasolina, Newsom propuso renunciar al aumento anual de un impuesto especial sobre el combustible que entraría en vigencia en julio, lo que podría reducir los costos para los conductores. Ese dinero, un estimado de $523 millones para financiar reparaciones de caminos estatales y locales y otros proyectos de transporte, podría ser reemplazado de otra fuente.

Los desastres naturales impulsan más gasto en cambio climático

Después de que otro año devastador dejara millones de acres quemados en todo California, Newsom propone nuevamente ampliar la respuesta a lo que se ha convertido en uno de los productos más desconcertantes del cambio climático para el estado: una temporada de incendios forestales que dura casi todo el año.

El plan de gastos del gobernador incluye $1.2 mil millones adicionales durante dos años para programas para aumentar la tala de bosques, construir cortafuegos y ayudar a los propietarios de viviendas y comunidades propensas a incendios a modernizar estructuras y mejorar el espacio defendible. CalFire, cuyo presupuesto ha crecido en más de $1,500 millones en los últimos tres años, recibiría otros $248 millones para nuevos aviones, tripulaciones y equipos.

El estado ya se comprometió a gastar $5,200 millones durante tres años para hacer frente a la sequía actual. Pero después de que algunos embalses importantes cayeron a sus niveles más bajos el otoño pasado, Newsom busca agregar $750 millones más para programas de conservación de agua, asistencia financiera para agencias de agua y subvenciones para que los agricultores modifiquen sus operaciones.

Un kayakista pesca en el lago Oroville mientras los niveles de agua permanecían bajos debido a las continuas condiciones de sequía en California el 22 de agosto de 2021. AP Photo/Ethan Swope

En busca de soluciones climáticas en un estado donde el sector del transporte es ahora la mayor fuente de emisiones de gases de efecto invernadero, el gobernador ha optado por vehículos de cero emisiones. Newsom firmó una orden ejecutiva en 2020 para eliminar gradualmente la venta de automóviles y camiones de pasajeros nuevos que funcionan con gasolina para 2035. Su propuesta de presupuesto del lunes incluía casi $6.1 mil millones para acelerar la transición a vehículos más limpios, con un enfoque en autobuses escolares y camiones comerciales.

“Creemos que este es el futuro”, dijo Newsom. “Si no invertimos en el futuro, no nos irá muy bien allí”.

Limpieza de campamentos de personas sin hogar “inaceptables”

Aunque Newsom ha hecho el desamparo un foco central de sus primeros tres años en el cargo, la crisis arraigada y creciente, más visible que nunca después de que la pandemia empujó a muchos californianos a la inestabilidad de vivienda, es una fuente frecuente de críticas para sus oponentes. Quienes intentaron sin éxito el año pasado destituir al gobernador lo señalaron como uno de sus mayores fracasos, mientras que los legisladores republicanos lo instaron a convocar una sesión especial para enfrentar directamente el tema.

La propuesta de presupuesto de Newsom del lunes incluía otros $2 mil millones para aprovechar lo que ha sido uno de sus éxitos políticos recientes más notables: distribuir subvenciones a los gobiernos locales para convertir rápidamente hoteles, moteles y otros edificios vacíos en miles de unidades de vivienda de apoyo para personas sin hogar. Su plan gastaría $1.5 mil millones durante los próximos dos años para proporcionar casas pequeñas y otras viviendas provisionales como un puente mientras se completan más unidades permanentes, más $500 millones para ayudar a los funcionarios locales a despejar los campamentos.

Cientos de personas sin hogar empacaron sus pertenencias cuando los funcionarios públicos comenzaron a despejar un gran campamento cerca del centro de Long Beach, el lunes 17 de mayo de 2021. Foto por Brandon Richardson.

“Lo que está sucediendo en las calles y aceras de nuestro estado es inaceptable”, dijo Newsom, quien insinuó que también buscaría una legislación este año para fortalecer una ley que permite a los funcionarios obligar a las personas a recibir tratamiento si no pueden cuidar de sí mismas. Si bien estas tutelas son un enfoque controvertido entre los defensores, Newsom dijo que pueden ser necesarias en casos de problemas graves de salud mental o abuso de sustancias.

“No estamos satisfechos con el statu quo, en términos de las herramientas en nuestro conjunto de herramientas para ayudar a las personas que están luchando y se están poniendo en peligro”, dijo Newsom. “No quiero ver morir a más personas en las calles y llamar a eso compasión”.

Evitar una crisis de financiación para las escuelas locales

El gasto propuesto por Newsom incluye un récord de $119 mil millones para las escuelas K-12, casi el tamaño de todo el presupuesto estatal hace una década, pero algunos distritos locales todavía están haciendo sonar la alarma sobre un precipicio fiscal inminente derivado de la caída de la inscripción y la asistencia escolar.

El gobernador tiene como objetivo evitar esta calamidad potencial dando a los distritos más flexibilidad en la forma en que informan su asistencia diaria promedio, que el estado utiliza para determinar su financiación. Según la propuesta de Newsom, las escuelas podrían usar lo que sea más alto entre la asistencia del año anterior, el año actual o un promedio de los tres años más recientes.

“Es una mejor opción que la caída repentina”, dijo Harold Sullins, superintendente asociado del Distrito Unificado de la Ciudad de San Bernardino. “El único desafío que veo con el promedio es que aún verá una disminución muy significativa en la financiación”.

El presupuesto también proporcionaría $54 millones para ayudar a los distritos a reclutar maestros, incluso mediante la exención de las tarifas de examen y acreditación. En medio de la propagación de la variante omicron, la escasez de personal en todo el estado amenaza con el cierre de escuelas en algunos distritos.

Más estudiantes del estado y equidad en las universidades

Con un nuevo objetivo de garantizar que el 70% de los adultos en edad de trabajar reciban algún tipo de credencial universitaria para 2030 (frente al 52% en 2019, según una medida), la propuesta de presupuesto de Newsom prevé un plan de cinco años para expandir drásticamente la inscripción en el estado en la Universidad de California y la Universidad Estatal de California.

El estado proporcionaría dinero este año para agregar espacio para 9,400 estudiantes de California más en CSU y 7,100 en UC, donde algunos tomarían espacios normalmente reservados para solicitantes de otros estados.

Luego, durante los próximos cuatro años, cada sistema obtendría un aumento de financiamiento anual del 5% si cumple con los objetivos clave, incluida la expansión de la inscripción estatal en otro 1%, el aumento de las tasas de graduación y el cierre de las brechas de equidad estudiantil entre grupos raciales y económicos. Para el año académico 2026-27, eso significaría otros 7,000 estudiantes de California en UC y 14,000 en CSU.

El asambleísta Phil Ting, un demócrata de San Francisco que dirige el comité de presupuesto de la Asamblea, dijo que le agrada vincular una mayor financiación a una inscripción aún mayor en California, que ha sido una prioridad importante para los demócratas en la Legislatura.

Los reporteros de CalMatters Julie Cart, Joe Hong, Ana B. Ibarra, Sameea Kamal y Mikhail Zinshetyn contribuyeron a esta historia.

Traducido por Sebastian Echeverry

Support our journalism.

Hyperlocal news is an essential force in our democracy, but it costs money to keep an organization like this one alive, and we can’t rely on advertiser support alone. That’s why we’re asking readers like you to support our independent, fact-based journalism. We know you like it—that’s why you’re here. Help us keep hyperlocal news alive in Long Beach.

- ADVERTISEMENT -

More