Programa de ingresos garantizados de Long Beach está en camino de comenzar a dar pagos a principios de este verano

La ciudad de Long Beach está un paso más cerca de administrar pagos mensuales de $500 a los hogares de padres solteros o madres solteras en sus vecindarios más pobre.

Los pagos pueden comenzar tan pronto como este verano, según funcionarios de la ciudad.

El programa piloto de ingresos garantizados de Long Beach otorgará el pago mensual durante un año a hasta 500 hogares monoparentales en el código postal 90813, que incluye partes del centro y oeste de Long Beach. El área tiene la mayor concentración de pobreza dentro de la ciudad y fue una de las más afectadas por la pandemia de COVID-19.

Además del pago mensual, las familias participantes también recibirán el cuidado infantil gratuito, el apoyo de transporte, la capacitación laboral y el apoyo para la inclusión digital como en tener teléfonos celulares y conexión al Internet.

La primavera pasada, la Oficina de Investigación Económica de la universidad estatal de Long Beach (CSULB por sus siglas en inglés) ayudó a la ciudad a desarrollar un marco para el programa y determinó que el código postal 90813 era el área con mayor necesidad. En el código postal 90813, el 24% de las familias viven por debajo del umbral federal de pobreza, dijo Seiji Steimetz, director de la Oficina de Investigación Económica de CSULB. Entre esas familias, más de la mitad de ellas, alrededor de 1,500, están encabezadas por un solo padre, dijo Steimetz.

Los programas de ingresos se han vuelto cada vez más populares en los últimos años. El alcalde de Long Beach, Robert García, es parte de una creciente coalición de 62 alcaldes de todo el país que anunciaron en julio de 2020 que buscarían programas de ingresos básicos en sus propias ciudades.

En un programa similar en Stockton en 2019, 125 personas recibieron $500 por mes durante dos años y pudieron pagar deudas, obtener trabajos de tiempo completo y reportaron tasas más bajas de ansiedad y depresión, según un estudio dentro del primer año del programa.

En el julio pasado, los legisladores de California también aprobaron el primer plan de ingresos garantizados financiado por el estado, otorgando $35 millones para los pagos mensuales en efectivo a las personas embarazadas y los adultos jóvenes que califican y que recientemente dejaron el cuidado temporal.

El programa de Long Beach, por su parte, ayudará a padres solteros como Diana García, de 48 años, que vive en el vecindario de Washington con su hijo de 17 años. García gana el salario mínimo como trabajadora de servicio de alimentos con horas limitadas debido a una condición médica y actualmente tiene un atraso de más de $1,000 en su factura de electricidad.

Otra residente, María Barrera, de 36 años, dijo que también está luchando para mantenerse al día con sus facturas de servicios públicos y mantener comida en la mesa para su hijo de 15 años y su hija de 1 año. Barrera limpia casas y gana $1,200 al mes.

“Mi mayor preocupación día a día sería pagar los biles y la renta,” dijo Barrera.

La ciudad espera comenzar a aceptar aplicaciones en los próximos meses y los pagos comenzarán a principios del verano, según Lucius Martin, oficial de proyectos especiales del Departamento de Desarrollo Económico de Long Beach.

El programa es posible gracias a la Ley de Recuperación de Long Beach, un plan respaldado por fondos de recuperación federales y estatales para pagar iniciativas económicas y de salud pública para los residentes de Long Beach afectados por la pandemia, y también a través del capital inicial que fue donado por el CEO de Twitter, Jack Dorsey en 2020 para ayudar a ciudades seleccionadas a crear este tipo de programas pilotos.

El programa de $1.6 millones permitirá que 250 familias reciban los fondos de manera continua a partir de este verano, y ese número eventualmente aumentará para atender a 500 familias. “Creo que los programas de ingresos básicos son el camino hacia el futuro”, dijo el alcalde de Long Beach, Robert García, en una entrevista con el Post.

La iniciativa de Long Beach seguirá al lanzamiento la semana pasada del programa piloto de ingresos garantizados del condado de Los Ángeles, Breathe (Respira). El programa comenzó a aceptar solicitudes el jueves para que ciertos residentes reciban $1,000 al mes durante tres años.

Los residentes en algunas regiones geográficas de Long Beach son elegibles para presentar una solicitud, incluidos aquellos en el código postal 90813. Para ser considerados, deben presentar su solicitud antes del 13 de abril.

Martin dijo que mientras se alienta a los hogares en el código postal 90813 a solicitar el programa del condado de Los Ángeles, las familias que sean elegidas no serán elegibles para participar en el de Long Beach.

Los dos programas también tienen diferentes requisitos: el programa de ingresos garantizados de Long Beach será específicamente para hogares monoparentales en el vecindario 90813 con ingresos por debajo del umbral de pobreza o aquellos que ganan $27,000 o menos, mientras que los requisitos para el programa Respira del condado de Los Ángeles son más amplios.

Para calificar, los residentes deben vivir en un vecindario del condado de Los Ángeles con un ingreso familiar promedio del área no superior al del condado, junto con un ingreso que no sea superior al promedio del área para quienes viven solos y no más del 20% por encima del promedio del condado para un hogar con dos o más personas. Para determinar la elegibilidad, los residentes pueden buscar su dirección en el sitio web de Respira.

El programa de Long Beach, al igual que el del condado de Los Ángeles, estará abierto a as personas que no son ciudadanos siempre que vivan en el código postal 90813, dijo Martin. “No estamos analizando si alguien es ciudadano de los Estados Unidos o si tiene un número de seguro social,” dijo Martin.

La ciudad se encuentra actualmente en el proceso de escojer dos proveedores separados que ayudarán a administrar los fondos y realizar la parte de investigación del programa. La investigación examinará dónde y cómo los beneficiarios gastan su dinero, junto con el valor general de este tipo de iniciativa.

Según Martin, los funcionarios esperan simplificar el proceso tanto como sea posible para las familias necesitadas.

“No tendrán que hacer nada más que llenar una encuesta mensual sobre cómo gastaron su dinero,” dijo Martin.

Junto con los fondos proporcionados a las familias, la ciudad también trabajará con socios y organizaciones comunitarias para brindar servicios al vecindario 90813, incluido el cuidado de niños y oportunidades de empleo, entre otras formas de apoyo.

Los funcionarios esperaban comenzar a aceptar solicitudes el verano pasado, pero el proceso se suspendió en lo que la ciudad determinara si los fondos se contarían como parte del ingreso bruto de una persona. En ciertos casos, esto podría determinar si una persona sería o no sería elegible para los programas federales o la asistencia alimentaria, dijo Martin.

Pero en enero, el Departamento del Tesoro de los EE.UU. confirmó que los fondos de la Ley del Plan de Rescate Estadounidense utilizados para ayudar a las personas afectadas por el COVID-19 no se contarán para el ingreso bruto anual y la ciudad pudo avanzar, dijo Martin.

La ciudad aún está trabajando en los detalles sobre cómo funcionará el programa, cómo se asignarán los fondos y los requisitos específicos necesarios para atender a la población más vulnerable de la ciudad, pero los funcionarios esperan tener actualizaciones en las próximas semanas.

“Si (el programa) tiene éxito, y creo que lo será, creo que la ciudad puede considerar expandir programas como este y, con suerte, el gobierno federal también intervendrá”, dijo García, “y también tratará de expandir programas como esta.”

El reportero Jason Ruiz y Associated Press contribuyeron a este informe.

Support our journalism.

Hyperlocal news is an essential force in our democracy, but it costs money to keep an organization like this one alive, and we can’t rely on advertiser support alone. That’s why we’re asking readers like you to support our independent, fact-based journalism. We know you like it—that’s why you’re here. Help us keep hyperlocal news alive in Long Beach.

Laura Anaya-Morga is a general assignment reporter for the Long Beach Post.
- ADVERTISEMENT -

More