Prohibición de desalojo del condado extendida con inquilinos de bajos ingresos protegidos hasta junio del 2023

La Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles aprobó el martes una compleja moratoria de desalojo en todo el condado que introducirá y eliminará gradualmente las protecciones con el tiempo, pero podría proteger a los hogares más pobres hasta junio del 2023.

Los supervisores votaron para aprobar una extensión solo unos días antes de que expirara su moratoria actual. Las nuevas protecciones vendrán en tres fases, y los residentes del condado obtendrán el 80% del ingreso medio del área, que es de $80,000 para una familia de cuatro en el condado de Los Ángeles, según el departamento estatal de vivienda y desarrollo comunitario.

Aun que durante un tiempo Long Beach estableció sus propias reglas o se alineó con el estado sobre qué desalojos se permitieron o prohibieron durante la pandemia, más recientemente se alineó con el condado. Los cambios se aplicarán a los inquilinos de Long Beach, dijo el miércoles la oficina del fiscal de la ciudad.

La Fase Uno de la extensión verá restablecidas todas las protecciones para inquilinos, incluidas aquellas que prohíben los desalojos sin culpa por motivos como la renovación de unidades, y prohibirá los desalojos presentados por falta de pago del alquiler debido a las dificultades de COVID-19.

Esas protecciones también incluirán disposiciones contra el acoso y las represalias para inquilinos residenciales y comerciales y durarán hasta mayo.

En junio, comienza la Fase Dos y algunas de las protecciones proporcionadas en la Fase Uno, como prohibir los desalojos vinculados a los propietarios que se mudan a propiedades solo si el inquilino no se vio afectado financieramente por la pandemia, desaparecerán. Los propietarios también podrán desalojar a los inquilinos que les nieguen la entrada a una unidad, a menos que el intento de entrada constituya acoso.

En esta fase, los inquilinos que ganan el 80% del ingreso medio del área o menos pueden autocertificar que tienen dificultades financieras y podrían tener hasta diciembre de 2023 para pagar cualquier pago de alquiler atrasado hasta el final de este año.

Otras protecciones como las que prohíben los desalojos de ocupantes no autorizados o mascotas también permanecerían durante esta fase.

La Fase Tres, que comienza en enero de 2023 y finaliza seis meses después, continuará protegiendo a los inquilinos que autocertificaron estar en un nivel de ingresos más bajo, pero se levantarán todas las demás protecciones de desalojo para casi todos los demás inquilinos.

La Junta de Supervisores votó 4-1 para extender la moratoria el martes con Janice Hahn, quien representa a Long Beach, diciendo: “Espero que los propietarios me perdonen” antes de emitir su voto.

La supervisora ​​Katherine Barger, el único voto de la oposición, pidió a la junta que considerara un aplazamiento o una condonación de los pagos de impuestos a la propiedad de los propietarios que no pueden cobrar los alquileres, y dijo que el condado necesitaba asumir parte de la carga de continuar extendiendo la moratoria de desalojo.

Elaine Hutchison, presidenta de la Asociación de Apartamentos, Ciudades del Sur de California, envió una carta a la junta pidiéndole que se opusiera a la extensión en su totalidad. Ella cuestionó por qué los inquilinos comerciales veían desaparecer en gran medida sus protecciones y preguntó si eso se debía a que la economía estaba “en pleno apogeo” y no era necesario extenderla.

“Se supone que la moratoria de desalojo no debe usarse para una política de vivienda efectiva”, dijo Hutchinson. “En cambio, fue en respuesta a una crisis de salud… de 2020”.

Hutchinson señaló que tanto California como Nueva York han levantado sus pólizas o las han dejado expirar y preguntó por qué el condado de Los Ángeles no lo ha hecho.

Las protecciones comerciales para las grandes empresas finalizan el 31 de enero, pero las empresas con nueve empleados o menos también verán ampliadas sus protecciones. Las empresas más grandes tendrán hasta el 31 de julio para pagar el alquiler atrasado, mientras que las empresas más pequeñas tendrán hasta finales de enero de 2023.

Los supervisores dijeron en junio que su voto para extender la moratoria para aquellos que habían solicitado programas de asistencia de alquiler era probablemente la última vez que cambiaría la fecha de finalización de la prohibición, sin embargo, el voto del martes fue la segunda extensión adicional aprobada por la junta desde Septiembre.

Traducido por Fernando Haro

Support our journalism.

Hyperlocal news is an essential force in our democracy, but it costs money to keep an organization like this one alive, and we can’t rely on advertiser support alone. That’s why we’re asking readers like you to support our independent, fact-based journalism. We know you like it—that’s why you’re here. Help us keep hyperlocal news alive in Long Beach.

Jason Ruiz has been covering City Hall for the Post for nearly a decade. A Long Beach resident, Ruiz graduated from Cal State Long Beach with a degree in journalism. He and his wife Kristina and, most importantly, their dog Mango, live in Long Beach. He is a particularly avid fan of the Dallas Cowboys and the UCLA Bruins, which is why he sometimes comes to work after the weekend in a grumpy mood.
- ADVERTISEMENT -

More