¿Quiere reemplazar su yarda con plantas tolerantes a la sequía? Ahora puedes recibir dinero por hacerlo

Con las restricciones de riego al aire libre que entrarán en vigencia este mes y órdenes potencialmente aún más estrictas en el horizonte de los reguladores estatales de agua, es probable que sea más difícil mantener una yarda verde y exuberante. Sin embargo, el Departamento de Agua de Long Beach quiere ayudarlo a convertir su yarda en una versión más hermosa y tolerante a la sequía.

A partir del 1 de junio, a los residentes solo se les permitirá regar sus yardas al aire libre los martes y sábados y con el empeoramiento de las condiciones de sequía, el gobernador Gavin Newsom ha insinuado medidas aún más duras para conservar el agua potable para beber.

Convertir los céspedes en paisajismo más autóctono puede reducir drásticamente la cantidad de agua necesaria para que se vean bien, pero también puede costarles a los propietarios una cantidad sustancial de dinero para llevarlo a cabo.

Sin embargo, el departamento ahora le pagará por la conversión y, en algunos casos, puede ayudarle a cubrir el costo de tener un diseño profesional. Los propietarios de viviendas podrían calificar para recibir hasta $15,000 en reembolsos para convertir sus jardines.

Aquí hay algunas reglas y requisitos para ser elegible para el programa:

Cómo funciona el programa?

Todas las propiedades atendidas por el Departamento de Agua de Long Beach son elegibles y, después de presentar la solicitud, deberá demostrar que tiene zacate vivo para ser eliminado. Luego, deberá enviar un plan que muestre los tipos de plantas que tiene la intención de poner en el suelo (deben ser nativas de California o deben demostrar que requieren poca cantidad de agua) y el tipo de riego que se utilizará. Los sistemas regulares de rociadores deben taparse o convertirse en riego por goteo y las plantas deben cubrir el 65% del sitio del proyecto propuesto. Si planea solicitar el programa de césped-a-jardín, es fundamental no matar o quitar el césped antes de pasar por el proceso de aprobación.

¿Para cuánto dinero puedo calificar?

Hay dos tarifas diferentes dependiendo de si está convirtiendo el paisaje en su patio delantero ($3 por pie cuadrado) o si está buscando mejorar un patio lateral o trasero ($2 por pie cuadrado) que el programa ofrece para la conversión de césped. La cantidad máxima de pies cuadrados para cualquier proyecto es de 5,000 pies cuadrados, lo que significa que una persona podría calificar para recibir hasta $15,000.

Los residentes pueden calificar para $1,500 adicionales para ayudar con los costos de diseño si su diseño es elaborado por uno de los profesionales de paisajismo aprobados previamente por el departamento. También hay fondos adicionales disponibles del Distrito Metropolitano de Agua para ayudar a convertir los rociadores tradicionales en sistemas de riego por goteo más eficientes.

¿Qué tipo de cosas no están permitidas?

Además del programa que requiere el uso de plantas nativas, aptas para California u otros tipos de plantas menos sedientas en el proyecto, hay algunas cosas que no se pueden incorporar en el proyecto, como zacate artificial.

Lauren Gold, vocera del departamento de agua, dijo que el programa Lawn-to-Garden tiene tres objetivos principales que incluyen reducir la demanda de agua a través de la conservación, mejorar la calidad del aire y aumentar la biodiversidad.

“El césped artificial logra el objetivo de ahorrar agua, pero no ayuda con la calidad del aire ni con la biodiversidad general de la comunidad”, dijo Gold. Incluso los parches pequeños están prohibidos de incluirse en los planes, al igual que las grandes franjas de tierra compactada. No se permite el uso de materiales artificiales en su proyecto.

¿Cuáles son algunas de las cosas que se requieren?

El programa requiere que las plantas cubran alrededor del 65% del área del proyecto y el 10% debe incluir plantas nativas de California. El área de cobertura se evalúa sobre el crecimiento anticipado de las plantas una vez que están maduras, no cuando se plantan.

Esto se hace para garantizar que los proyectos no tengan grandes franjas de tierra compactada u otras características sin plantas porque uno de los objetivos principales es aumentar la biodiversidad. Los proyectos también deben incluir una de las cinco características de retención de aguas pluviales, como una berma, un lecho de río seco o un cenagal con vegetación.

Las superficies permeables como mantillo, adoquines o ladrillos colocados sobre arena también son materiales aprobados. Una vez que su proyecto esté instalado, debe mantenerlo durante al menos cinco años. La remoción del proyecto o la reintroducción de césped en el área podría resultar en que el departamento busque un reembolso de hasta el 100 ]% de la subvención de Lawn-to-Garden si la remoción ocurre en el primer año y el 20% de los fondos si ocurre en el quinto año.

¿Cuánta agua ahorra el programa?

El departamento estima que por cada 1,000 pies cuadrados de zacate removido se ahorran alrededor de 36,000 galones de agua. El residente promedio de Long Beach usa alrededor de 95 galones por día, según el departamento, por lo que un proyecto de 1,000 pies cuadrados podría ahorrar alrededor de un año de agua para una persona.

¿Cuáles son algunas cosas que puedo hacer para que sea más fácil y más barato?

Los residentes que buscan participar en el programa pueden plantar en cualquier época del año, el departamento sugiere esperar hasta el otoño porque es un clima mejor para que los nativos de California se aclimaten y se establezcan. Eso podría permitir que los residentes presenten su solicitud ahora y dejen que su zacate muera naturalmente al no regarlo durante el verano después de obtener la aprobación.

Gold dijo que el departamento está trabajando para crear letreros para las yardas para notificar a sus vecinos que su césped se está muriendo como parte de un proyecto de conversión en curso. Para reducir los costos, los funcionarios del departamento recomiendan que la parte de plantación del proyecto sea una actividad familiar que podría reducir drásticamente el precio al eliminar los equipos de instalación profesionales. La ciudad también ofrece mantillo gratis para recoger o entregar.

Traducido por Laura Anaya-Morga

Support our journalism.

Hyperlocal news is an essential force in our democracy, but it costs money to keep an organization like this one alive, and we can’t rely on advertiser support alone. That’s why we’re asking readers like you to support our independent, fact-based journalism. We know you like it—that’s why you’re here. Help us keep hyperlocal news alive in Long Beach.

Jason Ruiz has been covering City Hall for the Post for nearly a decade. A Long Beach resident, Ruiz graduated from Cal State Long Beach with a degree in journalism. He and his wife Kristina and, most importantly, their dog Mango, live in Long Beach. He is a particularly avid fan of the Dallas Cowboys and the UCLA Bruins, which is why he sometimes comes to work after the weekend in a grumpy mood.
- ADVERTISEMENT -

More