Las reuniones del Concejo Municipal pronto volverán a ser presenciales

Long Beach anunció el miércoles que las reuniones del Concejo Municipal comenzarán a volver a un formato en persona el 15 de marzo, lo que se suma a una serie de cambios rápidos realizados en los protocolos COVID-19 la semana pasada.

El concejo se unió a otras comisiones y comités públicos el 18 de enero cuando volvió a las reuniones virtuales debido al aumento dramático en los casos de COVID-19 provocados por la variante omicron durante la temporada navideña.

La reunión del concejo del 8 de marzo seguirá siendo virtual, pero la reunión del 15 de marzo se llevará a cabo como una reunión híbrida con asistencia en persona y participación virtual como opción.

A partir de la reunión del 22 de marzo, todas las reuniones del Concejo Municipal volverán a ser presenciales y los miembros del público deberán estar presentes para hacer un comentario público o presentar un testimonio por escrito.

Los requisitos de notificación de reuniones podrían permitir que la reunión del 8 de marzo se lleve a cabo en persona, siempre que se publique una agenda actualizada que informe al público que puede asistir en persona antes del viernes. Allison Bunma, secretaria municipal asistente, dijo que no tenía claro por qué el concejo está adoptando un enfoque gradual, pero dijo que podría ser que la ciudad aún esté siendo cautelosa.

En los últimos cinco días, la ciudad ha pasado de acelerar la implementación de una nueva orden de salud que permitía a las personas vacunadas renunciar a las máscaras en el interior y permitía a las personas autocomprobar su estado de vacunación, a alinearse con una orden mucho más flexible emitida por el estado que permite a las personas renunciar por completo a las máscaras independientemente del estado de vacunación.

La orden de Long Beach aún requerirá que los bares y clubes nocturnos verifiquen el estado de vacunación para permitir que las personas se vayan sin máscaras.

La Dra. Anissa Davis, oficial de salud de Long Beach, en una entrevista el miércoles, las pautas generales de COVID-19 del departamento de salud aún recomiendan que las personas celebren reuniones grandes virtualmente si es posible.

“Lo virtual es más seguro, pero sabemos que muchas personas están ansiosas por volver a las reuniones en persona”, ella dijo.

La oficina del Secretario Municipal dijo que otras comisiones y comités de la ciudad continuarán reuniéndose virtualmente durante al menos el próximo mes, y luego dependerá del presidente de cada organismo decidir si reanudarán las reuniones en persona también. Los miembros del concejo aprobaron una extensión de 30 días el martes por la noche que permite que las reuniones públicas se celebren virtualmente durante el actual estado de emergencia, que aún están vigentes a nivel estatal y municipal.

El Proyecto de Ley 361 de la Asamblea se adoptó en septiembre y podría permitir que las reuniones públicas se celebren virtualmente hasta fines de 2023 si el estado de emergencia no finaliza y los presidentes de las reuniones públicas continúan optando por el entorno virtual.

Las reuniones del concejo se seguirán transmitiendo en el canal de transmisión de la ciudad, así como en su canal de Youtube.

La reportera del personal Kelly Puente contribuyó a este despacho.

Traducido por Fernando Haro

Support our journalism.

Hyperlocal news is an essential force in our democracy, but it costs money to keep an organization like this one alive, and we can’t rely on advertiser support alone. That’s why we’re asking readers like you to support our independent, fact-based journalism. We know you like it—that’s why you’re here. Help us keep hyperlocal news alive in Long Beach.

Jason Ruiz has been covering City Hall for the Post for nearly a decade. A Long Beach resident, Ruiz graduated from Cal State Long Beach with a degree in journalism. He and his wife Kristina and, most importantly, their dog Mango, live in Long Beach. He is a particularly avid fan of the Dallas Cowboys and the UCLA Bruins, which is why he sometimes comes to work after the weekend in a grumpy mood.
- ADVERTISEMENT -

More