Junta de Educación de LBUSD adopta una política de equidad, elige a Craighead como presidente

La Junta de Educación del Distrito Escolar Unificado de Long Beach, conocido por sus siglas LBUSD, votó por unanimidad el lunes para adoptar una nueva política de equidad, que permitirá al distrito formar un Equipo de Liderazgo Equitativo compuesto por estudiantes, partes interesadas, socios, padres, maestros y administradores. La votación de 5-0 fue el momento culminante de una reunión que se centró casi por completo en conversaciones sobre raza en la ciudad y el distrito escolar.

El equipo tendrá la capacidad de hacer propuestas a la junta, así como la oportunidad de evaluar las preocupaciones presupuestarias.

“Esta junta tiene ejemplos de tomar posiciones audaces sobre la equidad en su trabajo reciente”, dijo la superintendente entrante Jill Baker, quien asumirá oficialmente el 1 de agosto. “Este equipo de liderazgo de equidad tendrá la tarea de hacer recomendaciones para políticas, prácticas, financiamiento y futuro iniciativas”.

Entre los temas que considerará el Equipo de Liderazgo de Equidad, cuyos miembros aún no se han designado, se encuentran una variedad de reformas, incluida la posibilidad de que el distrito rescinda su contrato con el Departamento de Policía de Long Beach para el personal de los oficiales en el campus, un reconocimiento de racismo sistémico dentro del distrito, la contratación de más maestros y personal negro, y la implementación de más currículo de estudios étnicos y negros, tanto en clases separadas como en clases existentes.

La reunión del lunes comenzó con declaraciones de miembros de la comunidad negra, incluido el concejal del 8º Distrito, Al Austin, el miembro de la Junta de Fideicomisarios del LBCC, Uduak Joe-Ntuk, padres y recién graduados. Si bien reconociendo la necesidad de continuar mejorando, la mayoría de las declaraciones elogiaron el historial del distrito al cerrar la brecha de logros.

El segmento se cerró con una llamada de Jerlene Tatum, una madre afroamericana de cuatro niños que asisten a las escuelas de Long Beach y que criticaba la participación del distrito con los padres negros.

“Hay una falta de esfuerzo por parte de Long Beach Unified para involucrar activamente a los padres negros”, dijo. “Nuestras necesidades son diferentes”.

Tatum llamó desde fuera de la sala de reuniones de la junta, que está cerrada al público debido al cierre de COVID-19. Tatum señaló que los comentarios públicos han llegado en forma de correos electrónicos leídos por el personal de LBUSD.

“Asegúrese de hacer un esfuerzo para que las voces se escuchen en vivo en lugar de ser leídas por los miembros del personal”, dijo Tatum.

Hubo 52 correos electrónicos al distrito sobre el tema de la política de equidad. La junta extendió los 30 minutos habituales de tiempo asignado para leer los comentarios públicos a una hora completa, pero aún así solo tuvo tiempo de leer 36 de los correos electrónicos, casi todos en apoyo de la política de equidad.

El presidente de la junta, Felton Williams, el único representante negro de la junta, dijo: “El tema de la raza y la equidad ha sido una preocupación para mí desde el día que entré en este distrito. Cada distrito escolar en Estados Unidos ha sido afectado por la raza y sus desafíos. Estos desafíos están profundamente arraigados”.

Williams elogió el récord del LBUSD y señaló que su tasa de graduación para los estudiantes negros fue 10% más alta que la del estado, una estadística reflejada en las tasas de participación universitaria. Williams también ha liderado una iniciativa para reclutar y contratar más maestros negros.

Williams, quien se jubilará a fines de este año, recibió el apoyo del otro miembro más longevo de la junta, Jon Meyer, quien también se retira después de las elecciones de noviembre.

“Dr. Williams, acabas de escribir un contrato que todos estamos dispuestos a firmar”, dijo Meyer, antes de la votación de 5-0 a favor de la nueva política.

Reorganización del consejo escolar

La Junta de Educación también votó sobre su nueva organización el lunes por la noche, con Diana Craighead elegida presidenta y Megan Kerr elegida vicepresidenta para el año escolar 2020-21, ambas por unanimidad.

El proceso de nominación fue incómodo. Kerr abrió nominando a Juan Benítez, el vicepresidente de la Junta 2019-20, para el cargo de presidente en el próximo año.

No hubo segundo para la nominación de Kerr, con el miembro de la junta Jon Meyer en vez nominando a Diana Craighead como presidenta. Meyer y Williams señalaron que Craighead será el miembro con más años en el consejo después de que renuncien a sus cargos. Benítez nominó a Kerr, y sin un segundo a las mociones de Kerr o Benítez, se votó la moción para hacer que Craighead sea presidente: la junta votó por unanimidad a favor de su nombramiento, 5-0.

La votación fue un ejemplo de los desafíos para cualquier organismo público que intente lidiar con problemas de equidad en 2020.

Por un lado, el LBUSD tendrá un superintendente, presidente de la junta y vicepresidenta de la junta que son todas mujeres en 2020-21, una primicia histórica para un distrito que durante mucho tiempo ha batido su récord en equidad de género.

Por otro lado, la mayor parte de la reunión del lunes por la noche fue sobre justicia racial y equidad, y la junta no tuvo un segundo voto ni una moción para nombrar a un representante latino como su nuevo presidente, en un momento en que su único miembro negro, Williams, se jubilará este año.

Traducido por Stephanie Rivera

Support our journalism.

Hyperlocal news is an essential force in our democracy, but it costs money to keep an organization like this one alive, and we can’t rely on advertiser support alone. That’s why we’re asking readers like you to support our independent, fact-based journalism. We know you like it—that’s why you’re here. Help us keep hyperlocal news alive in Long Beach.

- ADVERTISEMENT -

More