LBUSD dice que pronto solicitará una exención para reabrir algunos salones de clases de los grados entre K-2

A partir de enero, el Distrito Escolar Unificado de Long Beach (LBUSD en sus siglas en inglés) está planeando solicitar una exención para reabrir algunas escuelas para estudiantes entre el kinder y el segundo grado, según la superintendente Jill Baker.

La decisión sería un cambio para el distrito, que hasta ahora, había pospuesto la solicitud de una exención para tener clases en persona para grados inferiores, mientras que sus escuelas permanecen cerradas en gran parte hasta al menos el 1 de marzo.

A la mayoría de las escuelas en todo el condado de Los Ángeles se les ha prohibido reabrir las clases en persona porque los casos del coronavirus nunca han disminuido lo suficiente para cumplir los requisitos estatales. Pero, a principios de este año, los funcionarios de salud estatales y del condado modificaron sus reglas para permitir que las escuelas soliciten la reapertura de la instrucción en persona para los grados segundo e inferior.

El LBUSD ha postergado la solicitud de tal exención y algunos miembros de la junta escolar criticaron el proceso de solicitud, lo cual requiere la participación de las asociaciones de empleados, como “divisivo” y “antisindical”.

Sin embargo, en una entrevista la semana pasada, el superintendente reveló que el distrito ha estado planeando solicitar la exención, pero el aumento actual de los casos del coronavirus retrasó la fecha de hacerlo.

“De hecho, habíamos hecho el trabajo preliminar de colaboración con TALB (la Asociación de Maestros de Long Beach) antes del Día de Gracias”, dijo Baker en inglés. “Cuando las condiciones de salud parecían seguir avanzando en la dirección correcta, teníamos la esperanza de traer grupos pequeños para (los grados de) TK-2. … Tuvimos una buena conversación con TALB y luego tuvimos que detener la planificación porque queremos tomar una buena decisión con un sentido común”.

In this file photo, the morning light comes through the living room window as Allison Alcala, 11, attends the first day of virtual school through her laptop from her apartment as her father stands in the doorway in Long Beach Tuesday, Sept. 1, 2020. Photo by Thomas R. Cordova.

Incluso con el aumento actual que amenaza a abrumar a los hospitales con pacientes con el COVID-19, Baker dijo que el distrito escolar espera abrir las escuelas para algunos de los estudiantes más jóvenes del distrito antes del 1 de marzo.

“Hay una predicción de que después de la Navidad y el Año Nuevo, esperan un aumento súbito, lo cual esperamos que se calme y nos lleve a mejores condiciones de salud para los fines de enero”, dijo Baker. “Eso nos permitirá planificar y poner una etapa para TK-2”.

Ese proceso incluirá grupos de estudiantes de educación especial. Baker enfatizó que mientras el distrito espera moverse lo más rápido posible sin dejar de ser seguro, eso no significa que las puertas se abrirán para la escuela regular. Por ejemplo, el distrito probablemente comenzará con algunas escuelas a la vez, enfocándose en las áreas más necesitadas donde los niños enfrentan las mayores dificultades.

“Aunque obtenemos una exención, quiero disipar la idea de que esto será como una luz que se prenda”, ella dijo. “Va a ser metódico. Una escuela en cada área de la junta sería cinco escuelas, lo cual es diferente a las 52 escuelas con TK-2. Al principio procederemos metódicamente antes de abrir más”.

Pero todavía, la noticia de que el distrito está planeando seguir adelante con una solicitud de exención en enero o febrero podría aliviar la carga de las familias con niños pequeños, muchos de los cuales han tenido que luchar por encontrar cuidado infantil durante los nueve meses pasados. Cuando el distrito preguntó a los padres con niños en las escuelas primarias si querían inscribir a sus hijos para el aprendizaje en persona o virtual durante el verano, el 58% de los padres solicitaron alguna forma de educación en persona.

Hasta ahora, el departamento de salud de la ciudad de Long Beach ha otorgado nueve exenciones de reapertura para escuelas privadas que ofrecen el kinder hasta el segundo grado, las cuales están ubicadas principalmente en el este de Long Beach. Esas escuelas atienden a 608 estudiantes, una población significativamente menor que los algunos 15,000 estudiantes en los tres grados del LBUSD, con más de 50 escuelas a nivel de la primaria.

In this file photo, a student raises her hand at St. Maria Goretti in Long Beach Monday, October 26, 2020. Photo by Thomas R. Cordova.

El distrito escolar tiene actualmente alrededor de 1,600 niños en las escuelas para programas preescolares o de cuidado infantil, y 32 estudiantes salieron con resultados positivos del COVID-19 desde que comenzaron las clases el 1 de septiembre.

Las noticias sobre las intenciones del LBUSD de solicitar una exención K-2 también indican que los esfuerzos de tener en el aprendizaje en persona no se ha rendido por el distrito este año escolar, a pesar de que recientemente retrasó la fecha prevista hasta el 1 de marzo para la reapertura más amplio de las escuelas.

“Estamos muy determinados a que los estudiantes y las familias que quieran regresar en persona regresen a los edificios escolares”, dijo Baker. “Subrayaría muy determinados. También estamos preparados para que muchas familias no quieran regresar hasta que haya un uso generalizado de la vacuna. Estamos preparados para ambos. Pero es muy importante para nosotros hacer que los niños regresen a nuestros edificios”.

Traducido por Crystal Niebla

Support our journalism.

Hyperlocal news is an essential force in our democracy, but it costs money to keep an organization like this one alive, and we can’t rely on advertiser support alone. That’s why we’re asking readers like you to support our independent, fact-based journalism. We know you like it—that’s why you’re here. Help us keep hyperlocal news alive in Long Beach.

- ADVERTISEMENT -

More