A medida que gana terreno variante delta de COVID-19, la vacunación se retrasa entre los residentes latinos y negros

La carrera para llegar a las comunidades no vacunadas que quedan, especialmente entre los residentes negros y latinos, se ha vuelto más urgente para los funcionarios de salud a medida que aparecen nuevas cepas de coronavirus.

Uno en particular, la variante delta de COVID-19, tiene expertos de salud publica preocupados por las poblaciones restantes no vacunadas, muchas de las cuales tienen trabajos con interacción constante cara-a-cara, dicen los expertos.

Desde consolas de videojuegos, entradas de lotería y pases gratuitos para el Acuario del Pacífico, los funcionarios de salud de Long Beach han intentado innumerables formas de atraer a los residentes para que se vacunen. Los funcionarios también han implementado clínicas móviles y emergentes en el oeste, norte y el centro de Long Beach para llegar a partes de la ciudad que vieron una mayor propagación del virus. Aunque los esfuerzos de la ciudad han tenido cierto éxito, los datos muestran que se necesita hacer más trabajo para inocular vecindarios de difícil acceso entre las comunidades.

Kelly Colopy, directora del departamento de salud de la ciudad, dijo que el porcentaje de adultos mayores de 18 años que han recibido al menos una dosis de la vacuna se ha más que duplicado desde la implementación de esas clínicas móviles y emergentes.

En marzo, la ciudad vio que el 22.3% de los latinos y el 18.7% de los adultos negros habían recibido vacunas, según el departamento de salud. Hasta el martes, el 52.8% de los latinos y el 41.4% de los residentes negros habían sido vacunados, dijo Colopy.

“Estos números permanecen por debajo del 67% para nuestra población adulta blanca y asiática y el 71% de nuestros residentes adultos nativos de Hawái / islas del Pacífico”, escribió Colopy en un correo electrónico.

El grupo que siguió viendo el crecimiento más lento de la vacunación fue el de los residentes de entre 18 y 34 años.

“Esas son las personas que suelen salir con más frecuencia”, dijo Colopy, “y finalmente llegamos al 50% de nuestros jóvenes de 18 a 34 años”.

Las desigualdades en la vacunación entre los residentes latinos y negros aún son evidentes en Long Beach, y se asignan menos dosis de la vacuna a esos grupos en comparación con otros grupos de la ciudad.

Lo mismo se puede ver en todo el condado. Durante una conferencia de prensa el lunes, la directora de salud pública del condado de Los Ángeles, Barbara Ferrer, notó una tasa de vacunación rezagada entre las comunidades negras y latinas en comparación con sus contrapartes blancas y asiáticas.

Las comunidades negras y latinas también continúan teniendo la tasa actual más alta de infecciones, hospitalizaciones y muertes, dijo Ferrer, y señaló que el estado actual de COVID-19 es “una pandemia de personas no vacunadas”.

La Dra. Elisa Nicholas de TCC Family Health supervisa clínicas en comunidades de bajos ingresos en Long Beach. Ella y su personal han llevado a cabo varias clínicas de vacunación, utilizando voluntarios para administrar las inyecciones. Dijo que el trabajo es importante para ella y su personal, pero puede ser agotador, especialmente cuando se trata de llegar a los grupos restantes de familias que no han sido vacunadas.

“El grupo final es siempre el más difícil”, dijo Nicholas. “No creo que debamos rendirnos. Creo que todavía hay desinformación“.

Variante delta

El retraso en las vacunas entre las comunidades de color y las personas con solo una de las vacunas de dos inyecciones tiene a algunos expertos en salud preocupados por la propagación de una nueva variante de COVID-19.

El Dr. Jorge Caballero, investigador médico y anestesiólogo de Stanford Health Care, y varios otros médicos han estado monitoreando los desarrollos sobre la cepa delta de COVID-19 que se descubrió por primera vez en la India. Los informes procedentes del Reino Unido sobre la variante delta sugieren que la cepa es más agresiva en la forma en que afecta a las personas, dijo Caballero.

Caballero ha estado atento a las diferentes variantes del virus que han surgido en los últimos meses, pero nada le ha despertado más preocupación que esta nueva variante.

“Lo que veo es que este virus se está adaptando; cada vez es más difícil protegerse. Está afectando a más personas y no estamos reconociendo que existe un peligro presente claro porque ahora tenemos variantes delta en los EE. UU. ”, dijo Caballero. “Estoy preocupado. La trayectoria del aumento es alarmante: estamos hablando de una enfermedad altamente transmisible”.

Los funcionarios de salud de todo el país se apresuraron a cumplir el objetivo del presidente Joe Biden de vacunar a alrededor del 70% de la población antes del 4 de julio, sin embargo, algunos expertos e incluso la Casa Blanca creen que ese objetivo no se alcanzará a tiempo. Durante una sesión informativa en la Casa Blanca el martes, el Dr. Anthony Fauci de los Institutos Nacionales de Salud dijo que el 20.6% de los casos nuevos en los EE. UU. se deben a la variante delta, informó NPR.

Colopy dijo que la variante delta no se había encontrado en Long Beach hasta el jueves, pero tiene la misma preocupación sobre el variante como Caballero.

“Nuestra preocupación es que podría haber brotes en esas personas, en esa población, y la discusión es que eso hace que la gente se enferme más”, dijo Colopy.

Caballero y otros expertos en salud dicen que las personas no vacunadas restantes están expuestas a mayores riesgos de enfermarse con la nueva variante.

“Cuando hablamos de la variante delta”, dijo Caballero, “los datos que estamos viendo hasta ahora indican que, en realidad, para todos los efectos, si solo recibió una dosis, prácticamente no esté vacunado”.

City News Service contribuyó a este informe.

Cómo una doctora de Long Beach combate la información errónea sobre la vacuna COVID-19

Support our journalism.

Hyperlocal news is an essential force in our democracy, but it costs money to keep an organization like this one alive, and we can’t rely on advertiser support alone. That’s why we’re asking readers like you to support our independent, fact-based journalism. We know you like it—that’s why you’re here. Help us keep hyperlocal news alive in Long Beach.

Sebastian Echeverry is the North Long Beach reporter through the Report for America program. Philanthropic organizations pledged to cover the local donor portion of his grant-funded position with the Long Beach Post. If you want to support Sebastian's work, you can donate to his Report for America position at lbpost.com/support.
- ADVERTISEMENT -

More