California, Colorado y Nuevo México amplían el acceso para la vacuna de refuerzo contra COVID-19

California se encuentra entre los tres estados de los EE. UU. que ahora permiten el refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 para todos los adultos, aunque los funcionarios de salud federales recomiendan limitar las dosis a aquellos que se consideran de mayor riesgo.

El estado más poblado de la nación, junto con Colorado y Nuevo México, instituyó sus políticas para tratar de evitar un aumento temido alrededor de las vacaciones de fin de año cuando más personas se están reuniendo adentro.

Colorado y Nuevo México tienen uno de los índices más altos de nuevas infecciones del país, mientras que California, el más bajo del país a principios de este otoño, ahora se une a ellos en el nivel “alto” de transmisión, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

La gobernadora de Nuevo México, Michelle Lujan Grisham, firmó el viernes una orden ejecutiva que amplía la elegibilidad para las vacunas de refuerzo contra el COVID-19. El secretario interino de su departamento de salud estatal, el Dr. David Scrase, dijo que el aumento del número de casos ha abrumado a algunos hospitales de Nuevo México.

“COVID-19 es increíblemente oportunista y es nuestro trabajo garantizar que el virus tenga cada vez menos oportunidades de propagarse”, dijo Scrase. “Si es hora de que te pongas un refuerzo, hazlo de inmediato”.

La administración del presidente Joe Biden había buscado la aprobación de refuerzos para todos los adultos, pero los asesores de la Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU. decidieron en septiembre que no está claro que los jóvenes sanos necesiten otra dosis. En cambio, recomendaron refuerzos solamente para personas mayores de 65 años o más jóvenes con ciertas condiciones de salud subyacentes o cuyos trabajos son de alto riesgo para el virus.

En California, el funcionario estatal de salud pública, Tomás Aragón, envió una carta a los funcionarios y proveedores de salud locales diciendo que deberían “permitir que los pacientes determinen por sí mismos su riesgo de exposición”.

“No rechace a un paciente que solicita un refuerzo” si tiene 18 años o más y han pasado seis meses desde que recibió su segunda vacuna Moderna o Pfizer o dos meses desde su única vacuna Johnson & Johnson, Aragón escribió.

Le dijo a las farmacias que priorizaran los refuerzos para aquellos en centros de enfermería especializada o de vida asistida debido a la disminución de la inmunidad de las vacunas anteriores. Pero, en general, los proveedores “no deben perder ninguna oportunidad” de administrar vacunas a los no vacunados o refuerzos a todos los demás en cualquier momento que visiten una farmacia, un hospital o un consultorio médico.

Muchos estados ahora están experimentando un aumento de casos y más hospitalizaciones. A nivel nacional en la última semana hubo alrededor de 73,000 nuevos casos diarios, aproximadamente 10,000 más que hace tres semanas.

En Colorado, donde algunos hospitales están al límite, el gobernador Jared Polis firmó una orden ejecutiva el jueves para expandir el uso de inyecciones de refuerzo. Un día después, recibió una terrible advertencia para aproximadamente el 20% de las personas elegibles en su estado que aún no han recibido una sola dosis.

“Ni siquiera estaríamos aquí hablando de esto si todos estuvieran vacunados”, dijo el gobernador demócrata en una conferencia de prensa. “Si no está vacunado, recibirá COVID. Quizás este año, quizás el próximo”.

Los funcionarios en Colorado, California y Nuevo México dijeron que tienen un amplio suministro de vacunas para proporcionar vacunas iniciales y refuerzos a todos los que las deseen.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo el viernes que la administración de Biden continúa aconsejando a los líderes de salud de todo el país que “acaten las pautas de salud pública del gobierno federal”.

El secretario de Salud y Servicios Humanos de California, Dr. Mark Ghaly, dijo a principios de semana que la decisión de California no entra en conflicto con las pautas federales. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades dejaron “muy claro que tenían dos categorías: grupos que deberían recibir un refuerzo y grupos que podrían”. él dijo.

“Sabemos que varios californianos trabajan en entornos públicos abarrotados”, dijo Ghaly. “Debido a su riesgo relacionado con el trabajo o incluso si vive con personas que tienen afecciones subyacentes (y) están en mayor riesgo ellos mismos, o es miembro de una comunidad que ha sido violada y fuertemente afectados por el COVID… es permisivo por parte de los CDC y la FDA sigan adelante y obtengan el refuerzo”.

La Dra. Kirsten Bibbins-Domingo, profesora de epidemiología en la Universidad de California en San Francisco, dijo que los impulsores se han retrasado. Eso es preocupante a medida que se acerca el invierno y la variante delta altamente contagiosa, que provocó un pico de verano, continúa circulando.

La variante delta es “realmente buena para encontrar personas, incluidas las que se vacunaron a principios de año y ahora que la vacunación está desapareciendo un poco”, ella dijo. “Delta es una fuerza poderosa y todo el mundo necesita esa tercera dosis”.

___

Los escritores de Associated Press Jim Anderson en Denver, Susan Montoya en Sante Fe, Nuevo México y Darlene Superville en Washington contribuyeron a este informe.

Traducido por Sebastian Echeverry.

Con los números de COVID mejorando, ¿por qué los mandatos de vacunas se vuelven más estrictos?

Support our journalism.

Hyperlocal news is an essential force in our democracy, but it costs money to keep an organization like this one alive, and we can’t rely on advertiser support alone. That’s why we’re asking readers like you to support our independent, fact-based journalism. We know you like it—that’s why you’re here. Help us keep hyperlocal news alive in Long Beach.

- ADVERTISEMENT -

More