Después de una serie de ventanas rotas y un robo, la comunidad se reúne para el restaurante La Esquinita

Mirando las imágenes de seguridad en su restaurante, Erik Vasquez pudo captar a través de cámara de seguridad el momento en que un hombre aventó casualmente una piedra al edificio que representa una orgullosa parte de su vida y de su esfuerzo.

El video muestra a un hombre, quien todavía no ha sido identificado, caminando junto a su restaurante, La Esquinita Mexican Grill, y aventando una piedra hacia la ventana. Después de no poder quebrar el vidrio la primera vez, levanta la piedra y la avienta otra vez, destrozándola.

Fue el segundo de tres delitos que acumularon miles de dólares de deuda en el restaurante familiar, una cadena aparentemente sin sentido de robos y vandalismo.

“… destruir la propiedad de alguien sin sentido está en otro nivel bajo,” escribió la familia en su página de Instagram después de uno de los primeros incidentes de los que todavía están tratando de recuperarse.

Erik Vásquez, propietario y su hermana Cynthia Zaragoza junto a una ventana tapiada que fue rota en su nuevo restaurante La Esquinita Mexican Grill en Long Beach el martes 26 de abril de 2022. Foto por Thomas R. Cordova.

El camino de Vásquez para abrir La Esquinita en Long Beach comenzó en la infancia cuando observaba atentamente cómo su abuela cocinaba para él y sus siete hijos todos los días en el pequeño rancho de San Luis Potosí en el centro de México.

Su madre y sus hermanos ya habían construido una vida en los Estados Unidos, por lo que, a los 17 años, dejó su hogar en México para conocerlos por primera vez. Vásquez dijo que se sintió perdido e inseguro cuando llegó, extrañando a su abuela, sus tías y tíos, pero encontró su paso en Chema’s Place, un popular restaurante mexicano familiar en la calle 10 y Alamitos Avenue, donde trabajó durante más de 23 años.

Allí fue mesero, lavaplatos y, finalmente, cocinero, donde pudo desarrollar la pasión por la comida que inspiró su abuela hace muchos años.

Cuando apareció un espacio vacío en una pequeña esquina en 755 W. Willow St. hace casi tres años, Vásquez aprovechó la oportunidad para hacer realidad el sueño de abrir su propio restaurante.

Erik Vásquez, propietario de La Esquinita Mexican Grill en Long Beach el martes 26 de abril de 2022. Foto por Thomas R. Cordova.

Ahora, Vásquez es el orgulloso dueño de La Esquinita Mexican Grill en el vecindario de Wrigley, el mismo lugar en Long Beach donde llegó por primera vez y donde su familia ha vivido desde hace más de 40 años.

“Los sabores y las recetas vienen de (mi abuela) pero también son de donde trabajé en Chema’s,” dijo.

A dos meses de su apertura en octubre de 2021, La Esquinita sufrió su primer gran fracaso.

En la mañana del 18 de diciembre de 2021, la familia llegó para abrir el restaurante y vio una banqueta cubierta de vidrios rotos y el interior de su negocio expuesto. No sacaron nada del interior, pero reparar la ventana rota les costó $1,500.

Unos meses después, el 17 de abril, fue cuando las cámaras de seguridad captaron a un hombre quebrando casualmente otra ventana en La Esquinita.

Lo que es peor, menos de 24 horas después, el 18 de abril, dos hombres encapuchados se metieron a robar por la puerta trasera del restaurante. “Se llevaron algunas cosas, pero nada demasiado importante, creemos que estaban buscando una caja fuerte de dinero,” dijo Cynthia Zaragoza, la gerente de redes sociales de La Esquinita y la hermana menor de Vásquez.

La policía dice que no se conoce información sobre los sospechosos en ninguno de los crímenes, y las tres investigaciones están en curso.

Pero vecinos y clientes se han unido para apoyar a La Esquinita. Este mes, una página de GoFundMe ha recaudado más de $1,700 para cubrir algunos de los daños. Vásquez dice que los negocios de los alrededores también han ofrecido su apoyo y han venido a comer segido desde que ocurrieron los crímenes.

“Es difícil seguir adelante,” dijo Vásquez después de haber trabajado tan duro durante más de dos décadas. “Pero nos apoyamos unos a otros.”

Support our journalism.

Hyperlocal news is an essential force in our democracy, but it costs money to keep an organization like this one alive, and we can’t rely on advertiser support alone. That’s why we’re asking readers like you to support our independent, fact-based journalism. We know you like it—that’s why you’re here. Help us keep hyperlocal news alive in Long Beach.

Laura Anaya-Morga is a general assignment reporter for the Long Beach Post.
- ADVERTISEMENT -

More