12 arrestados por tiroteo masivo de octubre; la policía dice que los asesinos atacaron por error a una fiesta

    La policía arrestó a 12 personas en relación con uno de los peores tiroteos masivos de Long Beach, y los detectives creen que llevaron a cabo el impactante crimen basándose en un error, dijo el jefe del la policía de Long Beach, Robert Luna.

    Cuando varios hombres armados abrieron fuego contra una fiesta en el patio trasero el año pasado, creyeron que estaban disparando contra un grupo de pandilleros rivales, dijo Luna. En realidad, estaban matando e hiriendo a víctimas que se habían reunido para la fiesta de cumpleaños con temática de Halloween de un compañero de trabajo.

    Ninguna de las personas en el patio trasero, incluidos los nueve heridos y los tres muertos, eran pandilleros, dijo el jefe.

    Luna reveló el supuesto motivo de los tiradores durante una conferencia de prensa transmitida en vivo en la que anunció que los detectives habían arrestado a todos los que se creía que estaban involucrados en la planificación y ejecución del ataque del 29 de octubre.

    “Ahora sabemos que este fue un ataque planificado de antemano contra lo que los sospechosos creían incorrectamente que era un grupo de pandilleros rivales”, declaro Luna.

    Luna dijo que el nivel de violencia perpetrado esa noche sorprendió a la comunidad. Y todavía es desconcertante.

    “Nada de esto tiene sentido”, dijo Luna. “Porque, para nosotros, como personas razonables, nunca pensaríamos en disparar un arma indiscriminadamente a un patio trasero donde hay gente pasando un buen rato, donde hay una familia que vive en la casa”.

    La policía no dio detalles sobre lo que creen que provocó que los tiradores apuntaron por error a la fiesta en el patio trasero del vecindario de Rose Park. Luna dijo que se recibiría más información a medida que avanza el caso.

    Desde el tiroteo, Luna dijo que los detectives han pasado meses buscando testigos y reuniendo imágenes de las cámaras de seguridad para tener una idea de lo que sucedió.

    Creen que los sospechosos viajaron alrededor de 11 kilómetros para llegar a la fiesta. Supuestamente condujeron en una caravana de tres vehículos desde North Long Beach antes de detenerse cerca de Seventh Street y Temple Avenue, donde salieron ocho personas. Luego, el grupo caminó por un callejón hacia la cerca del patio trasero antes de que tres de ellos abrieran fuego y luego huyeron alrededor de las 10:45 p.m., según el LBPD.

    La mañana después del tiroteo, Luna dijo que fue uno de los peores que había visto en su carrera de 34 años.

    Luna tenía el mismo sentimiento durante la conferencia: “Cobardes disparando descaradamente a un patio trasero, y miren cuántas víctimas tuvimos. Es un caso muy triste”.

    Sithy Yi knells by a memorial during a 7th Day Blessing at a home where 9 people where injured and 3 killed after a mass shooting during a Halloween-themed birthday party in Long Beach Tuesday November 5, 2019. Photo by Thomas R. Cordova.

    Los ocho sospechosos que se acercaron a la cerca ahora están acusados ​​de tres cargos de asesinato y nueve cargos de intento de asesinato. La mayoría de los ocho comparecieron ante el tribunal el martes por la tarde, con esposas y máscaras médicas. Ninguno de ellos se declaró culpable. Esa parte del proceso se pospuso hasta el 29 de septiembre, cuando todos podrán estar presentes.

    Se espera que los cuatro acusados ​​restantes sean acusados ​​de varios cargos relacionados con armas, según los fiscales. Aún no está claro com supuestamente estuvieron involucrados en el crimen.

    Los arrestos se produjeron a principios de este mes. Entre el 2 y el 5 de septiembre, la policía arrestó a 10 de los sospechosos mientras cumplían una serie de más de una docena de órdenes de registro en Long Beach, San José, Ontario, Redlands, Fresno, Paramount y otras ciudades del estado, dijo el jefe.

    La policía los identificó como David Long, 20, de Long Beach; Christopher Williams, 28 de Redlands; Ryan Sim,18, de Long Beach; Kaylin Thik, 21, de Ontario; Derrik Mith, 27, de Ontario; Joshua Sam, de 41 años, de Long Beach; Grant Johnson, 35, de Orange; Dara Chhun, 27, de Spring Valley; Samnang Long, 37, de Long Beach; y Andy Prok, 28, de Long Beach.

    Otras dos personas relacionadas con el tiroteo masivo ya estaban bajo custodia por cargos no relacionados, según Luna.

    Danny Sourn, de 26 años, de Long Beach, está acusado de asesinato en un tiroteo en 2018. Y Jeremy Penh, residente de Long Beach de 25 años, fue arrestado bajo sospecha de intento de asesinato a principios de este año.

    Long, Thik, Sim, Penh, Williams, Sourn, Sam y Johnson son los acusados ​​que enfrentan cargos de asesinato e intento de asesinato. Debido a que están acusados ​​de asesinar a varias personas, los fiscales podrían solicitar la pena de muerte, pero las autoridades aún no han decidido si lo harán.

    La policía dio a conocer la lista de detenidos el martes por la mañana, pero Luna dijo que no diría sus nombres en la conferencia de prensa.

    “Me niego a hablar de los sospechosos aquí en cámara”, dijo Luna. “Me voy a centrar en las víctimas. Creo que como comunidad, como sociedad, debemos centrarnos más en las víctimas, no en los sospechosos ”.

    Para comenzar su presentación, Luna enumeró los nombres de los tres hombres que habían sido asesinados: Maurice Poe Jr. de 25 años, Melvin Williams II de 35 años y Ricardo Torres de 28 años.

    Hasta hace poco, las víctimas supervivientes tenían poca o ninguna información sobre por qué les habían disparado.

    Jasmine Johnson, quien está trabajando para superar la parálisis después de recibir un golpe en el cuello, le dijo al Post en agosto que no tenía ninguna advertencia antes de que comenzaran los disparos.

    “Fue como el Titanic, supongo”, dijo Johnson sobre la fiesta. “Comenzó bien y divertido y terminó en una pesadilla”.

    La familia que organizó la fiesta esa noche se mudó de su hogar, huyendo del recuerdo de la violencia que hizo que su hogar se sintiera como un cementerio.

    Traducido por Sebastian Echeverry

    Support our journalism.

    Hyperlocal news is an essential force in our democracy, but it costs money to keep an organization like this one alive, and we can’t rely on advertiser support alone. That’s why we’re asking readers like you to support our independent, fact-based journalism. We know you like it—that’s why you’re here. Help us keep hyperlocal news alive in Long Beach.

    Jeremiah Dobruck is the breaking news editor for the Long Beach Post. He began his journalism career in 2007 as an intern at Palos Verdes Peninsula News and has worked for The Forum Newsgroup in New York City, the Daily Pilot and the Press-Telegram. He lives in Torrance with his wife, Lindsey, and their two young children.
    - ADVERTISEMENT -

    More