20 niños migrantes del Centro de Convenciones se han reunido con sus familias, dicen las autoridades

Hasta el momento, 20 de los cientos de niños migrantes en el Centro de Convenciones de Long Beach se han reunido con sus familias, dijeron funcionarios federales y locales después de que les dieran un recorrido privado por las instalaciones el jueves por la tarde.

Después del recorrido privado, la congresista Nanette Barragán, el alcalde de Long Beach Robert García y la supervisora ​​del condado de Los Ángeles Holly Mitchell, respondieron preguntas de los miembros de los medios en los escalones del Centro de Convenciones.

Los políticos dijeron que se espera que 40 niños migrantes más abandonen las instalaciones y se reúnan con sus familias para este fin de semana, y para la próxima semana, la meta sería aumentar ese número a 100. Las reunificaciones se están llevando a cabo en estados de todo el país.

“Este es un progreso en el que debemos seguir trabajando”, dijo Barragán. La congresista representa al Distrito 44 que incluye el norte de Long Beach. También preside el Subcomité de Seguridad Fronteriza Nacional de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos. Ella estaba realizando varias visitas de supervisión esta semana en centros de detención y refugios de emergencia en California y Texas y paso a ver el Centro de Convenciones en el centro de la ciudad, que se convirtió en un refugio temporal el mes pasado.

Hasta el jueves, el centro albergaba a 729 niños.

El gobierno federal recurrió a Long Beach para albergar un refugio de emergencia después de que un número récord de niños no acompañados comenzara a llegar a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México.

García y Mitchell acompañaron a la congresista en el recorrido, donde pudieron ver las instalaciones de primera mano, hablar con el personal administrativo del centro y hablar directamente con algunos de los niños.

Dijeron que hablaron con dos niñas, de 5 y 15 años, que se alojaban en las instalaciones. Un niño que vino de Honduras les dijo a los funcionarios que había salido de Honduras por temor a las bandas de maras que a menudo reclutan a hombres jóvenes. El dijo que su madre y su padre todavía estaban allí.

“Han pasado por mucho”, dijo Barrágan.

García dijo que el interior de la instalación era similar a una escuela con niños leyendo y jugando. Tan pronto como llegan, a los niños se les asigna un asistente social que trabaja para comunicarse con la familia o el patrocinador del niño que vive en el país.

La instalación ha recibido críticas de algunos activistas que citaron testimonios de condiciones inhumanas en otros centros de detención de migrantes de EE. UU. como motivos de preocupación.

No se ha permitido que miembros de los medios de comunicación ingresen al refugio mientras está en funcionamiento.

Hasta ahora, 55 niños habían dado positivo por COVID-19, seis más de lo que se informó el miércoles, en el refugio. Aquellos que dieron positivo fueron aislados de los demás, pero hermanos permanecieron juntos.

Durante la conferencia de prensa, García dijo que solo un niño había mostrado síntomas del virus pero no necesitaba atención médica más allá de la que se le brindó en el centro. Los niños estaban recibiendo atención médica de equipos médicos internos, pero en un caso, un niño tuvo que ser tratado fuera del refugio por toser sangre, dijo Barrágan. El niño ha regresado al refugio, pero no se proporcionaron más detalles sobre su estado.

Los funcionarios federales han dicho que el objetivo es alojar a los niños en el refugio no más de siete a 10 días antes de que se reúnan con su familia o un patrocinador. Algunos de los niños dijeron que tenían familiares en Nueva York y Connecticut. El refugio continuará acogiendo a niños migrantes hasta el 2 de agosto, dijo García.

Support our journalism.

Hyperlocal news is an essential force in our democracy, but it costs money to keep an organization like this one alive, and we can’t rely on advertiser support alone. That’s why we’re asking readers like you to support our independent, fact-based journalism. We know you like it—that’s why you’re here. Help us keep hyperlocal news alive in Long Beach.

Sebastian Echeverry is the North Long Beach reporter through the Report for America program. Philanthropic organizations pledged to cover the local donor portion of his grant-funded position with the Long Beach Post. If you want to support Sebastian's work, you can donate to his Report for America position at lbpost.com/support.
- ADVERTISEMENT -

More