El jefe de LBPD anuncia oferta para alguacil del condado, dice que despedirá a los diputados no vacunados

Durante una conferencia de prensa en el parque en la cima de Signal Hill el miércoles durante la mañana, el jefe de policía retirado de Long Beach, Robert Luna, anunció oficialmente que se postula para ser el próximo alguacil del condado de Los Ángeles.

A Luna se unieron unas dos docenas de simpatizantes, incluido el alcalde Robert García y la senadora estatal Lena González, pero también asistió un pequeño grupo de manifestantes. Cuatro o cinco personas de Black Lives Matter (Las Vidas Negra Importan) Long Beach interrumpían con frecuencia el discurso de Luna gritándolo.

Luna dijo que ingresó a la carrera en parte porque no estaba listo para renunciar a la vida de un servidor público, algo que ha sido durante casi 40 años. También acusó al alguacil del condado de Los Ángeles, Alex Villanueva, de crear “disfunción y caos” que ha puesto en riesgo la seguridad pública.

“Podemos hacerlo mucho mejor”, dijo Luna en inglés, y agregó que está altamente calificado para el trabajo porque es el jefe de la segunda ciudad más grande del condado de Los Ángeles y es un forastero en el departamento del alguacil (o LASD por sus siglas en inglés).

El jefe de policía de Long Beach, Robert Luna, saluda al alcalde de Long Beach, Robert García, antes de que Luna anuncie que se postulará para el alguacil del condado de Los Ángeles en una conferencia de prensa en Signal Hill el miércoles 1 de diciembre de 2021. Foto por Thomas R. Cordova.

La entrada de Luna en la carrera fue reportada por primera vez el lunes por el Long Beach Post después de que las fuentes confirmaron su candidatura en las elecciones de junio de 2022. Luna es ahora uno de los ocho candidatos, incluido el titular. Villanueva derrocó al predecesor de Luna, Jim McDonnell, en un revés durante las elecciones de 2018. McDonnell ascendió a sheriff en 2014 después de servir como jefe de policía de Long Beach durante cinco años.

García anunció que respaldaba a Luna como alguacil durante la conferencia de prensa y González, que ya había respaldado al jefe de policía del Aeropuerto Mundial de Los Ángeles, Cecil Rhambo, dijo que cambiaría su respaldo a Luna.

“Al final del día, necesitamos un cambio en el liderazgo, y él [Rhambo] todavía era parte del departamento del alguacil cuando sucedían algunos problemas poco éticos”, dijo González en inglés, y agregó que pronto llamaría a Rhambo para avisarle sobre su cambio de opinión.

Rhambo testificó contra el ex alguacil Lee Baca durante un juicio por corrupción en 2016, pero no fue acusado de obstruir la investigación del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) sobre presuntas violaciones de derechos civiles en las cárceles del condado de Los Ángeles.

Luna habló enfáticamente de que las cosas serían diferentes bajo su supervisión, y se comprometió a erradicar las supuestas bandas de diputados del departamento del alguacil y despedir a los diputados que habían violado la ley. También se comprometió a despedir a los agentes que se nieguen a cumplir con el mandato de vacunas contra el COVID-19 del condado, que Villanueva se ha negado a hacer cumplir.

Tanto Villanueva como Luna supervisan los departamentos donde las tasas de vacunación se han quedado rezagadas con respecto al público en general, con el 52% del personal de LASD vacunado a principios de noviembre y el 57% de los oficiales de LBPD vacunados a partir de octubre.

“Yo, como jefe de policía, he estado impulsando las vacunas”, dijo Luna. “Esa es la forma en que vamos a poner fin a esta pandemia y la ciudad se está moviendo hacia los mandatos”, dijo Luna.

Aunque Long Beach ha anunciado un mandato de vacunación, no se ha fijado una fecha límite para su aplicación. Luna dijo que creía que el mandato de la ciudad entraría en vigencia a fin de año, pero que se jubilará al mismo tiempo.

Luna dijo que sus principales prioridades si es elegido alguacil serían recuperar la confianza del público en el departamento del alguacil, reformar la cultura del departamento y sus políticas sobre el uso de la fuerza, abordar los delitos violentos y el desamparo, y garantizar que los diputados tengan acceso a servicios de asesoramiento.

“Creo que si quieres que nuestros agentes y policías traten bien a la gente, como aquí en Long Beach, lo que he descubierto por las malas durante los últimos tres o cuatro años es que tienes que tener buenos servicios de consejería porque este trabajo es duro”, dijo Luna.

Cuatro personas de las filas del Departamento de Policía de Long Beach se han suicidado en los últimos cinco años, lo que ha obligado al departamento a enfrentarse a lo que el sindicato policial local llamó una crisis de suicidio en la profesión.

“Necesitamos asegurarnos de que esté recibiendo los servicios de consejería que necesita y de que elimine cualquier estigma con respecto a la salud mental”, continuó Luna, y agregó que los oficiales temen que si buscaran ayuda, pueden ser despojados de sus armas.

Traducido por Sebastian Echeverry

Los tiroteos en Long Beach aumentaron el año pasado. Con las semanas que aún quedan, 2021 ya es peor.

Support our journalism.

Hyperlocal news is an essential force in our democracy, but it costs money to keep an organization like this one alive, and we can’t rely on advertiser support alone. That’s why we’re asking readers like you to support our independent, fact-based journalism. We know you like it—that’s why you’re here. Help us keep hyperlocal news alive in Long Beach.

Jason Ruiz has been covering City Hall for the Post for nearly a decade. A Long Beach resident, Ruiz graduated from Cal State Long Beach with a degree in journalism. He and his wife Kristina and, most importantly, their dog Mango, live in Long Beach. He is a particularly avid fan of the Dallas Cowboys and the UCLA Bruins, which is why he sometimes comes to work after the weekend in a grumpy mood.
- ADVERTISEMENT -

More