Los trabajadores escolares de LBUSD plantean la posibilidad de una huelga mientras las conversaciones contractuales siguen estancadas

Por Mike Guardabascio

El Distrito Escolar Unificado de Long Beach todavía está atrapado en un callejón sin salida prolongado con su segundo sindicato de empleados más grande, sin un final a la vista mientras los mediadores estatales se preparan para intervenir el próximo mes.

Los aproximadamente 3,000 empleados clasificados en el capítulo de Long Beach de la Asociación de Empleados Escolares de California van desde trabajadores de nutrición hasta conductores de autobuses, conserjes y personal de mantenimiento. Han estado negociando un nuevo contrato con el distrito durante casi dos años, siendo el salario el principal punto conflictivo.

El capítulo de CSEA Long Beach nunca antes se había declarado en huelga, pero la frustración de los líderes fue evidente en la reunión de la Junta de Educación del LBUSD del miércoles por la noche, donde muchos de sus miembros se manifestaron afuera, llevando carteles exigiendo salarios más dignos o amenazando con dejar el trabajo.

El presidente del capítulo, Gilbert Bonilla Jr., habló sobre el sonido de bocinazos y vítores desde el estacionamiento: “LBUSD, danos nuestro aumento”, dijo Bonilla. “Apreciamos sus videos de gratitud, pero su amor no paga nuestras cuentas”.

El vicepresidente del capítulo de CSEA, Enrique Chávez, también habló y usó un lenguaje más duro al dirigirse a los cinco miembros de la junta.

“¿Quieres una huelga o una huelga en tu historial?” preguntó Chávez.

Asociación de Empleados Escolares de California, Capítulo 2 de Long Beach, el presidente Gilbert Bonilla Jr. toca la canción “Money (Eso es lo que quiero)”, después de hablar en la reunión de la junta del LBUSD el miércoles 19 de enero de 2022. Fotografía de Stephen Carr.

Según la actualización de negociación más reciente del distrito, emitida en octubre, las dos partes han estado negociando su nuevo convenio colectivo desde marzo de 2020, con más de 100 horas de tiempo de reunión. En octubre, las dos partes participaron en una mediación sin salida con un mediador del Servicio de Conciliación del Estado de California [la CSEA por sus siglas en inglés], pero no pudieron llegar a un acuerdo.

Bonilla dijo en una entrevista a principios de esta semana que los dos grupos se están preparando para una sesión de investigación de la Junta de Relaciones con los Empleados Públicos en febrero, donde ambas partes presentarán pruebas en apoyo de sus propuestas.

El mayor problema entre los dos grupos son los sueldos. El distrito ofreció a la CSEA el mismo aumento del 3% que le dio a la Asociación de Maestros de Long Beach en las negociaciones del año pasado, pero la CSEA quería lo que equivale a alrededor del 7%, sobre la base de que un aumento incremental significa menos para los empleados que ganan el salario mínimo, lo que Bonilla dijo que casi la mitad de sus miembros lo hacen.

“Si un maestro obtiene el 2% y gana $100,000, recibe $2,000”, dijo Bonilla. “Si uno de nuestros miembros gana el salario mínimo, recibe $240 al año. El costo de vida ha subido un 5% y la inflación lo ha hecho más dramático. Cuando la gente dice: ‘¿Por qué no toman lo que tomaron los maestros?’ Es por eso. Los suplentes obtuvieron un aumento del 14%, el personal ejecutivo obtuvo un aumento. Estamos pidiendo siete centavos por dólar, y dicen que no”.

Los asistentes de instrucción de LBUSD representados por CSEA también hablaron en la reunión de la junta y compartieron la dificultad de continuar viviendo en la ciudad dado el aumento del costo de vida.

Después de que los comentarios públicos concluyeron el miércoles por la noche, el presidente de la junta del LBUSD, Juan Benítez, dijo: “No podemos comentar sobre esas negociaciones, solo como una cuestión de registro público”, dijo. “No es que no respondamos o no escuchemos, simplemente no podemos comentar debido a la búsqueda de hechos mediada. … Habiendo dicho eso, también quería agradecer a todos nuestros oradores por venir esta noche”.

Asociación de Empleados Escolares de California, Capítulo 2 de Long Beach, mitin por un nuevo contrato de trabajadores clasificados, fuera de la reunión de la junta del Distrito Escolar Unificado de Long Beach, en la oficina central de LBUSD el miércoles 19 de enero de 2022. Foto de Stephen Carr.

Bonilla dijo que la oficina central de CSEA en San José ha indicado que su capítulo debe sentirse optimista sobre sus posibilidades de estar frente a la Junta de Relaciones con los Empleados Públicos. La posición de la CSEA, según Bonilla, es que las grandes reservas financieras del distrito deberían haberse gastado en personal y servicios, en lugar de acumularse como colchón contra futuros problemas financieros; las reservas del distrito actualmente superan los $300 millones.

“Se supone que ese dinero se gasta en educación cada año. Esos son dólares de impuestos de padres que no se ven en educación o apoyo, lo que incluye a nuestros miembros”, dijo Bonilla. “En cambio, gran parte de ese dinero se fue a la alcancía, y tenemos miembros que toman decisiones difíciles sobre el alquiler, la comida y los costos médicos”.

En las presentaciones presupuestarias de los últimos años, el distrito ha dicho que esas reservas ayudarán a compensar la pérdida de ingresos debido a la constante disminución de inscripciones de los últimos años, una tendencia que se espera que continúe. La actualización de negociación de octubre del LBUSD dice: “Aun que el Distrito reconoce las contribuciones significativas de CSEA durante estos tiempos difíciles, el Distrito no puede aceptar de manera responsable esta oferta si desea permanecer fiscalmente solvente en el futuro”.

Dado que tanto la CSEA como el LBUSD se mantuvieron firmes en sus posiciones durante los últimos meses, hay pocas esperanzas de una resolución antes de la sesión de investigación dirigida por el estado. Bonilla dijo que su membresía no va a retractarse de sus demandas.

“Nuestras encuestas muestran que la mayoría de nuestros miembros quieren el aumento y están dispuestos a hacer huelga”, dijo. “Estamos llegando a ese momento en el que es crítico”.

Traducido por Fernando Haro

Support our journalism.

Hyperlocal news is an essential force in our democracy, but it costs money to keep an organization like this one alive, and we can’t rely on advertiser support alone. That’s why we’re asking readers like you to support our independent, fact-based journalism. We know you like it—that’s why you’re here. Help us keep hyperlocal news alive in Long Beach.

- ADVERTISEMENT -

More